Dan nueva vida a árboles de Navidad como lencería

Las prendas hechas con madera de pino resultan en telas muy suaves y naturalmente anti bacteriales

A menos que sean árboles trasplantables o de plástico, la mayoría de los que ahora adornan las casas de miles de familias hoy, van a acabar en la basura los primeros días de enero.

La diseñadora Sophie Young no está nada conforme con eso. Su compañía You Do Green buscó alternativas para aprovechar el desecho y descubrió que es posible convertir el pino en una tela lo suficientemente suave para usarse en ropa interior.

La madera se transforma con un baño de enzimas, que de acuerdo a Young son muy suaves al tacto. La tela ayuda a regular la temperatura por lo que no provoca que sus usuarias suden, además de que es naturalmente anti bacterial.

Aunque el proceso no es 100% amigable con el ambiente -pues al igual que otras telas que se hacen de madera, requiere un proceso químico- esta cuenta con la certificación alemana Oeko-Tex que asegura que los productos textiles no contengan químicos potencialmente dañinos para la salud.