Ejecutiva pierde caso por discriminación sexual en Silicon Valley

Ellen Pao, que ahora trabaja en Reddit, acusó a la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins de haberla discriminado por motivos de género y de despedirla en el año 2012. 
Ellen Pao camina al tribunal antes de empezar el juicio.
Ellen Pao camina al tribunal antes de empezar el juicio. (Reuters)

San Francisco

El jurado en el caso por discriminación sexual planteado por una ex empleada de la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins falló en contra de la demandante, la ejecutiva de 42 años Ellen Pao.

El caso había generado gran expectación en Silicon Valley y coincide con la presentación de dos demandas similares por parte de empleadas de Twitter y Facebook.

El jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres rechazó las acusaciones de Pao contra Kleiner Perkins, una de las firmas de capital de riesgo más influyentes de Silicon Valley, California.

Pao acusó a Kleiner Perkins de haberla discriminado por motivos de género y de emprender represalias contra ella, incluido el despido en el año 2012, después de que planteara ante otros compañeros y en un informe dirigido a la firma que la compañía tenía un problema de discriminación.

Pao, que ocupa el puesto de consejera delegada en funciones de la red social Reddit, había solicitado 16 millones de dólares en compensación, a lo que se sumaban hasta 144 millones por daños y prejuicios, después de que el juez del caso determinara el pasado fin de semana que tenía derecho a ese tipo de compensación.

El caso llega en medio de un intenso debate sobre la falta de diversidad de género en Silicon Valley, donde prima el talento masculino.

Facebook reveló el año pasado que el 69 por ciento de su fuerza laboral son hombres, situación similar a la que se vive en Google, Apple y Twitter.

El porcentaje de mujeres en puestos directivos es incluso menor, según un informe de la firma de abogados Fenwick & West, que apunta que solo hay un 11 por ciento de mujeres en puestos de responsabilidad en las 150 mayores empresas de Silicon Valley.

La semana pasada, dos ex empleadas de Twitter y Facebook demandaron a sus antiguas empresas por discriminación.

Tina Huang, ingeniera y ex empleada de Twitter, propuso plantear una demanda colectiva contra la red social al señalar que usa métodos de promoción secretos que favorecen a los hombres.

Twitter asegura que Huang dimitió de forma voluntaria de la empresa después de que trataron de convencerla de que se quedara, y asegura que está comprometida con la diversidad de género.

Facebook, por su parte, dice haber mejorado sus cifras de diversidad y asegura que los hechos demostrarán que la ex empleada demandante, Chia Hong, fue tratada justamente.