Empresa israelí ayuda a FBI a desbloquear iPhone: reporte

Según el diario Yedioth Ahronoth, la empresa Cellebrite es quien está trabajando en el dispositivo bloqueado y al cual podrían tener acceso en al menos dos semanas. 
Apple se ha negado en varias ocasiones a crear un sistema, conocido como puerta trasera, que permita al gobierno tener acceso a los dispositivos.
Apple se ha negado en varias ocasiones a crear un sistema, conocido como puerta trasera, que permita al gobierno tener acceso a los dispositivos. (AP)

Tomará al menos dos semanas saber si el método alternativo servirá para desbloquear un iPhone usado por uno de los atacantes de San Bernardino, indicó el jefe de la oficina del FBI en Los Ángeles, quien agregó que investigadores federales piensan que tienen "una buena oportunidad".

La empresa israelí Cellebrite, un proveedor de software forense móvil, es quien está ayudando a la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos, informó el miércoles el diario Yedioth Ahronoth.

Si Cellebrite tiene éxito, entonces el FBI ya no necesitará la ayuda de Apple, dijo el diario israelí, citando fuentes anónimas del sector.

A funcionarios de gobierno se les ha pedido presentar a la corte un reporte sobre el estado de aplicación del método alternativo a más tardar para el 5 de abril, que es el tiempo que piensan que se requerirá para saber si es posible desbloquear el teléfono sin comprometer los datos que contiene, de acuerdo con David Bowdich, un director asistente del FBI a cargo de la oficina en Los Ángeles.

Ambas partes iban a verse cara a cara en una corte el martes pero el lunes un juez federal aceptó el pedido del gobierno, de que se posponga la audiencia después de que los fiscales federales de Estados Unidos dijeron que una "tercera parte" había presentado un posible método para abrir un iPhone encriptado.

La publicidad en torno al caso generó varias propuestas de solución, pero ninguna fue considerada potencialmente utilizable antes de la demostración del domingo, según dos funcionarios judiciales al tanto del caso, y quienes solicitaron no ser identificados porque no están autorizados a hablar públicamente sobre el asunto.

El inesperado nuevo método será probado en otros teléfonos antes de ser perfeccionado, para evitar borrar del dispositivo la información que es objeto de la investigación, señaló uno de los funcionarios.

Cellebrite, una subsidiaria de la japonesa Sun Corp, tiene su fuente de ingresos dividida entre dos negocios: un sistema forense usado por la policía, el ejército y la inteligencia, que recupera datos escondidos dentro de aparatos móviles, y tecnología para minoristas de móviles.