‘Todo lo que anda, corre o vuela, a la cazuela’: Mikel Alonso

El chef propietario del restaurante Biko contestó el Interrogatorio MILENIO, en el que afirma que odia cocinar algo que no "esté en buenas condiciones porque no te sale".
Mikel Alonso asegura que la comida mexicana está ligada a momentos.
Mikel Alonso asegura que la comida mexicana está ligada a momentos. (Roxana Herrera)

Milenio Digital

Mikel Alonso es uno de los chefs más reconocidos del país. Nació en Francia, es vasco de corazón, pero mexicano por convicción desde 1996.

Siempre fue un mal estudiante hasta que se graduó con honores de la carrera de gastronomía y se dio cuenta que “ya nada en la vida me puede detener, prueba de esto es que diez años después de su llegada a tierras mexicanas, fundó Biko, que ocupa el lugar número 59 de los mejores restaurantes del mundo, de acuerdo con la revista británica "Restaurant".

Mikel contestó el Interrogatorio MILENIO en el que confesó que cuando era pequeño tenía un amor platónico pornográfico, que acostumbra ver las películas más de una vez, que su héroe de la vida real es su bisabuelo y asegura que iría hasta el fin del mundo con su esposa, el gran amor de su vida.

¿Qué prefieres, libro electrónico o en papel?

En papel toda la vida.

¿Qué poema te sabes de memoria?

No me sé ninguno.

¿Qué género literario es el que menos te gusta?

Ninguno, yo leo.

¿Qué libro te hizo lector?

El pequeño príncipe de Saint-Exupéry.

¿Qué libro nunca terminaste de leer?

Muchos.

¿Qué libro te hubiera gustado escribir?

El de mi vida, pero seguro lo haré cuando me jubile.

¿Quién es tu escritor favorito?

Tengo muchos escritores favoritos, pero uno de los que me viene a la mente ahora porque por desgracia falleció hace poco es Gabo. Pero creo que hay plumas impresionantes en este mundo.

¿Cuál es tu cita o frase favorita?

“Todo lo que anda, corre o vuela, a la cazuela”.

¿Cuál es tu palabra favorita?

Alegría.

¿Cuál es tu estación del año favorita?

En México DF es la primavera. Una de las que más me gusta en España es cuando nevaba.

¿Cuál es tu color favorito?

Azul.

¿Con qué animal te identificas?

Con el perro.

¿Practicas alguna religión?

Muchas.

¿Cuál es tu flor favorita?

La amapola.

¿Qué película es la que has visto más veces?

No te sabría decir, pero vi Cuestión de Honor como trece veces por el papel de Jack Nicholson. Lo normal es que vea las películas más de una vez, porque la primera no la aprecias bien, hay muchos filtros; con la segunda te acercas más al director.  

¿Cuál es tu héroe ficticio favorito?

Superman.

¿Quién es tu héroe de la vida real?

Mi bisabuelo.

¿Qué es lo que más te gusta de México?

La gente.

¿Qué odias de México?

El mínimo porcentaje de la gente que no debería estar: los malos, los asesinos, los violadores, los delincuentes. Ese pequeño porcentaje crea una gran imagen, y México es realmente fantástico.

¿Quién es el amor de tu vida?

Debe de partirse: tengo amores paternales que son mis padres y mis abuelos, mi hermano que no lo cambiaría por nada en el mundo. Mi mujer es el amor de mi vida, mis ojos son mi sostén.

¿Quién es tu amor platónico?

Cuando era pequeño tenía un amor platónico pornográfico, como yo creo que todos hemos llegado a tener.

¿Qué es lo que más te gusta cocinar?

El producto de alta calidad.  

¿Qué odias cocinar?

Odio cocinar algo que no esté en buenas condiciones porque no te sale.

¿Cuál es tu platillo mexicano favorito?

Mis platillos favoritos están ligados a momentos: cuando hace mucho frío, un buen mole de olla; cuando hay una festividad, una taquiza, cuando estás crudo, unas carnitas o una birria. Para mi la cocina mexicana está hecha de momentos.

¿En qué momento de tu vida consideras que triunfaste?

Era bastante malo en la escuela y cuando acabe la carrera de gastronomía con mención honorífica no me lo creía  ni mis padres ni mis ancestros. Había tenido unos estudios un poco fracasados, entonces el poder acabar así fue pieza clave para decir “ya nada en la vida me puede detener”.

¿Cuál es el ritual que nunca falta en tu día?

Mirar al espejo y decirme: “Otro día más, vamos por todas”.

¿Cuál es la cualidad que más te gusta de tu personalidad?

Sin intentar caer en el egocentrismo, creo que soy una persona extremadamente optimista.

¿Cuál es el defecto que menos soportas de tu personalidad?

Soy extremadamente necio, entre muchas otras cosas.

¿Qué característica tiene que tener a una persona para ser tu amigo?

Sincero.

¿Qué cambiarías de tu cuerpo?

Me pondría más culo.

¿Cuál es tu carrera profesional frustrada?

Me hubiera gustado ser doctor o masajista.

¿Cuál es tu mayor miedo?

Ver sufrir a mis seres queridos.

¿Cuál es tu vicio?

Fumo.

¿Cuál es tu mayor neurosis?

Soy muy “nerviosin”, pero en el buen sentido de la palabra. Pero es muy difícil que algo me saque de mis casillas.

¿Qué palabras o frases son las que más usas (muletillas)?

“Es que, es que, es que”.

¿Cuál es el mejor recuerdo de tu niñez?

Los veranos con mis padres y mis abuelos en el pueblo Ferreras de Abajo, 275 habitantes en invierno, 10 mil en verano.

¿Cuál fue el momento en que más fuiste desdichado?

Cuando murió mi suegra el año pasado.

¿Cuál fue tu materia escolar preferida?

Me gustaba mucho la química.

¿Cuál es la mejor mentira que hayas inventado?

Millones de mentiras, siempre piadosas. Los padres son los primeros con los que entrenas. Muchos ejemplos cada segundo durante mis primeros 20 años de vida.

¿A qué lugar, que no hayas ido, te gustaría ir para vacacionar?

Los lugares para mi están ligados a las personas. Por ejemplo, con mi mujer me podría ir a cualquier lugar, al fin del mundo, no me importaría.

¿Qué te hace falta hacer antes de morir?

Pasar más tiempo con mis padres, ya que por la distancia no lo puedo hacer.

¿Cómo te gustaría morir?

Rapidito y sin dolor.