La influencia de la moda en el diseño de los muebles

Marcas de lujo como Armani, Fendi, Hermès y Versace han ampliado en los últimos años su cartera de ofertas con piezas para interiores con altos estándares de calidad.
Versace y varias marcas de lujo también diseñan piezas para decorar interiores.
Versace y varias marcas de lujo también diseñan piezas para decorar interiores. (versacehome.it)

Berlín

Hay muchos puntos de conexión entre la moda y los muebles. Muchas veces las tendencias pasan de la ropa al diseño de interiores. Por ejemplo, los estampados de rayas y cuadros son actualmente populares tanto en prendas de vestir como en muebles.

Por ello, marcas como Armani, Fendi y Versace han ampliado en los últimos años su cartera de ofertas con piezas para interiores. Y con éxito, porque "marcas de lujo como Hermès también trasladan al diseño de muebles sus elevados estándares de calidad", dice Christiane Varga, experta en tendencias del hogar del Instituto del Futuro de Austria. "El uso de cuero de alta calidad, por ejemplo en los legendarios bolsos Kelly, también se refleja en la línea de muebles de esta centenaria casa de moda".

Todos los objetos de la casa Hermès se distinguen por el procesamiento a alto nivel de cuero de la mejor calidad y por las formas elegantes, así como por su uso como producto de lujo: por ejemplo, un armario solo destinado a guardar bebidas y otro exclusivamente para zapatos. En 2014 se añadieron las lámparas de Pantographe y Harnais, de Michele de Lucchi, mientras que Phillipe Nigro amplió sus diseños de muebles y telas de la colección de necessaires de Hermès. "Son pequeños objetos con pequeñas funciones", dice el diseñador, que se dejó inspirar durante una visita al archivo centenario de la firma. "Los muebles son muy discretos, no se imponen".

Sin embargo, la idea de una combinación de muebles con Hermès no es totalmente nueva. La colección de muebles de 2010 incluso se inspiró en un lejano pasado: el diseñador art déco Jean-Michel Frank, estrella de los años 30, mantenía relaciones comerciales con la casa Hermès, por lo que era lógico que se reeditaran sus mesas, consolas y biombos.

El centenario del diseñador de muebles Hans J. Wegner fue motivo para que el equipo de Carl Hansen & Søn revistiera sus muebles con de forma extraordinaria con algunos de sus diseños más famosos -la silla Wishbone Chair, la silla de tres patas Shell Chair y el sofá CH163 - con las telas de rayas del diseñador de moda Paul Smith. "Wegner es uno de los diseñadores favoritos de Paul Smith", explica Knud Erik Hansen, director ejecutivo de Carl Hansen & Søn. "Cuando hablamos con él, se declaró inmediatamente dispuesto a cooperar y dar un toque nuevo a los clásicos".

Desde luego que tal cooperación es para la empresa una oportunidad de lograr mayor atención y abrir nuevos mercados tan solo por la vinculación con el nombre del diseñador de moda. De esta manera, las piezas limitadas se convierten en un homenaje a Wegner, por un lado, y trasladan a la actualidad los muebles con las rayas Smith, por el otro.

Lo mismo vale para el sillón Sacco del trío de diseñadores Gatti, Paolini y Teodoro para Zanotta. Junto con el sillón hinchable "Blow", el Sacco, que está relleno de miles de bolitas de poliéster, es un icono del diseño de los años 60. En 2014, Zanotta revistió el sillón de estampados a cuadros, que están muy de moda en las prendas de vestir, de tal forma que combina bien con el nuevo sofá de Anna von Schewen. Debajo de la funda asoman las almohadas tapizadas con la misma tela a cuadros. También el taburete Flow, de Jean-Marie Massaud para MDF, se puede conseguir ahora con un estampado a cuadros. Y Arflex presenta la cama Suite del dúo de diseñadoras Bernhardt y Vella con un estampado de pata de gallo blanco y negro.

En los últimos años, las telas se han vuelto cada vez más refinadas. No sólo los colores ponen acentos sino también, y sobre todo, los diferentes materiales o cualidades táctiles. ¿La tela es fina o gruesa, con o sin felpa, aterciopelada, esponjosa o afelpada? Uno de los que dominan perfectamente el juego con colores y telas es el diseñador belga Raf Simons, que fue entre 2005 y 2012 el "cerebro" de la colección de Jil Sander y actualmente es el sucesor de John Galliano en Christian Dior.

Simons, de 46 años, trabaja desde hace cuatro con el especialista en tapicería Kvadrat. Y las telas no solo aterrizaron en el sofá y el sillón, también en la pasarela.

Unas de las creaciones nuevas más llamativas es Argo, una tela tipo piel con felpa muy larga de mohair brilloso, y Astor, cuya textura recuerda a la piel brillosa de los castores. Pillar es una tela aterciopelada que impresiona por el brillo de ocho colores. Tales telas de tapicería de rico colorido son muy solicitadas ahora, cuando los muebles y los interiores en su conjunto se caracterizan por la vuelta de los diseños multicolores.