Romina, la primera perrita con una prótesis 3D en México

La galgo whippet perdió su pata izquierda luego de un accidente con una podadora. El Hospital Veterinario de la UVM realizó la cirugía. 

México, DF

Por primera vez en México, una perrita recibió una prótesis impresa con tecnología 3D. Romina, una galgo whippet de 6 años perdió una de sus piernas luego de un accidente con una podadora de pasto y ahora, gracias al Hospital Veterinario de la UVM, Campus Coyoacán podrá volver a caminar.

La prótesis que le fue colocada está hecha de silicón y tiene un mecanismo que simula una articulación, lo que le dará la posibilidad de tener movimientos más naturales. En un principio, Romina tardó en acoplarse, pero los doctores esperan que en máximo dos meses ya esté totalmente acostumbrada, dijo en entrevista Dafne Larios, su dueña.

Hace dos años, mientras Dafne y Romina vivían en Brasil, la perrita tuvo un accidente en el que una podadora de pasto le cortó las dos patas delanteras. De inmediato Dafne la trasladó al veterinario en donde pudieron salvarle sólo la pata izquierda, pues partes de los huesos de la derecha se habían perdido. Tuvieron que amputarla.

A su regreso a México, y con la pata de Romina reconstruida a partir de placas de titanio, Dafne se dio a la tarea de buscar un doctor que le ayudara a devolverle el bienestar a "su hija", como la llama.

“Recuerdo que cuando entró a la primera operación, en Brasil, yo le dije que tenía que ser fuerte y tenía que salir adelante, yo a cambio iba a hacer todo lo posible por que volviera a ser independiente y feliz”, dijo.

Encontrar el doctor correcto a su regreso a México no fue fácil. Dafne cuenta que visitó un sinnúmero de veterinarias y doctores hasta que dio con el doctor Beremiz Sánchez, uno de los veterinarios ortopedistas más importantes de América Latina que trabaja en el Hospital Veterinario de la Universidad del Valle de México.

Fue él quien le propuso a Dafne fabricar una prótesis articulada, pues cuenta que la Universidad tenía planes de hacer un proyecto como ese y Romina resultaba el paciente perfecto por su raza y condición clínica. La pierna artificial fue totalmente financiada por la institución.

En menos de un mes, la prótesis que ahora utiliza Romina será reemplazada con una hecha de fibra de carbono y será mucho más ligera. Dafne espera que en menos de seis meses pueda ver a Romina correr y brincar como solía hacerlo. “Cada que ve un perro, quiere jugar y correr detrás de él, y como no puede hacerlo, se pone a llorar y eso me rompe el corazón”.

Romina

#HospitalVetUVM ¡La valentía de Romina ha logrado un caso extraordinario! Asiste a la plática gratuita aquí: https://t.co/3BCtLfh6iQ

Posted by UVM on Wednesday, January 20, 2016


Dafne sabe que el caso de Romina no es único, pero sí es extraordinario porque se está usando la tecnología para darle una mejor calidad de vida a los animales. Asegura que es necesario la inversión para que los perritos como el suyo no terminen “arreglándoselas por sí solos” o en el peor de los casos, sacrificados.