El absurdo caso del ‘Ice Bucket Challenge’ en México

Principio loable para apoyar la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, pero...

Ciudad de México

Desperdiciar unos cuantos litros de agua es la sensación de los últimos días para sumarse a la causa altruista en la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés).

Redes sociales, prensa, televisión y hasta radio (sí, obviamente no es un medio visual pero se comenta con la misma frecuencia) dan cuenta día a día del Ice Bucket Challenge, movimiento que surgió en Estados Unidos después de que el exjugador de beisbol universitario, Pete Frates, quien padece el mal, motivó su realización para las fundaciones que tratan de encontrar una cura para la también conocida enfermedad de Lou Gehrig.

Lionel Messi, Cristiano Ronaldo; José Mourinho, Miguel Layún; LeBron James, Novak Djokovic, entre otros famosos deportistas, sin mencionar a funcionarios, actores, etcétera, ya realizaron el reto y nominaron a tres personas, quienes en 24 horas tienen que empaparse y donar 10 dólares; en caso de no cumplir, el nominado desembolsará 100 dólares.

ELA es un padecimiento neurodegenerativo progresivo que afecta células del cerebro y la médula espinal, que aparece en 1 o 3 personas de cada 100 mil en el mundo.

De no ser porque a la Esclerosis Lateral Amiotrófica se le dio el sobrenombre del exbeisbolista histórico de los Yankees de Nueva York en la década de los veintes y parte de los treintas, y precisamente surgió porque un pelotero universitario estadunidense la padeció, el Ice Bucket Challenge sería el acto perfecto de desperdicio a gran escala:

Desperdiciar el tiempo leyendo las notas o mirando los videos acerca de gente desperdiciando el agua por un mal que hasta hace unos días ni sabíamos que existía.

POR SI OCUPAN

Malgastar el agua contraviene lo estipulado en la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, que en su artículo 26 fracción VIII menciona:

Desperdiciar el agua o impedir su uso a quienes deban tener acceso a ella en tuberías, tanques o tinacos almacenadores, así como utilizar indebidamente los hidrantes púbicos, obstruirlos o impedir su uso, será motivo de sanción, consistente en una multa equivalente a 21 o 40 días de salario mínimo o arresto de 25 a 36 horas"; es decir, el infractor 'donaría' poco más de 2 mil 500 pesos.