REPORTAJE | POR ALICIA SÁNCHEZ

Un nuevo hostal estilo europeo llegó a la ciudad

Ofrecen un concepto diferente

El lugar se llama El Armario y se encuentra ubicado en el Centro Histórico de León, justo enfrente de la Fuente de los Leones.

León, GTO.

Aquí se duerme en cajones, así es el concepto, dice una recepcionista sonriente. Al lado de ella, un timón plateado sostiene un timbre de mesa que anuncia la llegada de un nuevo huésped. Junto a ella hay un reloj que dice “París”.

Por fuera, este lugar frente a la Fuente de los Leones, es una puerta antigua y una pared guinda, sobre la cual se lee con letras brillantes: Hostal El Armario.

Sobre su puerta en el Portal Hidalgo, unas letras lo anuncian: “SÍ, AQUÍ ES”. Con esa bienvenida, todo el que se dirige se familiariza de inmediato. Son 40 camas individuales y cuatro matrimoniales, distribuidas en ocho cajones.

La capacidad de este hospedaje es de 48 personas, y a todos ellos por la mañana se les ofrece de cortesía café, pan, fruta y té.

Por su ubicación, que no permite darse ni una idea de lo que hay adentro y la similitud con la película Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero, en la que sus personajes accedían a un mundo distinto a través de un guardarropa, este lugar se llama así: El Armario.

Antes, la finca ubicada en el Portal Hidalgo No. 5 era una casa particular. Fue construida a principios del siglo pasado y durante algún tiempo la construcción se utilizó como restaurante. Sin embargo, no tuvo el impacto deseado, debido a la adaptación del comercio. 

La empresa leonesa Factor Wow adoptó el proyecto del hostal hace un año, buscando que la transformación de la finca fuera dedicada al turismo.
Blanca Puebla, directora del hostal, narra que fue un trabajo de seis meses el de desocupar la casa, limpiarla y acondicionarla para que surgiera el hostal.

“Antes aquí se utilizaba como bodega, estuvo abandonada como seis años. Nosotros la rescatamos e incluso rescatamos algunos de los muebles que aquí había”, cuenta Blanca.

Al igual que los hostales europeos que se popularizaron en las décadas de los 60 y los 70 con la llegada de viajeros que buscaban recorrer el mundo, Hostal El Armario cuenta con áreas comunes como son la cocina, el Estante de las Películas y el Estante de los Libros.

La historia de León e incluso pasajes nacionales, están plasmados en la decoración. El Estante de las Películas lo conforman imágenes de actores leoneses, además de un póster de Ahí está el detalle, la película de Cantinflas, debido a que esta frase la utilizó por primera vez en León, en el teatro Doblado.  

Frente a una enorme pantalla, una sala llena de cojines de colores es el lugar ideal para ver televisión y platicar con el huésped que llegue.

A sus cajones se accede subiendo una escalera de libros, en los que se encuentran títulos como El Laberinto de la Soledad, El Libro de la Selva, La Odisea, El Alquimista, entre otros.

“Todo lo que hay aquí, tiene una razón de ser”, explica Blanca.

Por eso en los cajones, dentro del armario, se guardan distintas cosas. Hay cajones para los juguetes, los zapatos, las joyas, los retratos, las cartas, la tecnología, los recuerdos, y hasta para la música.

Cada cajón es distinto y está ambientado con lo que ahí se guarda, de manera que con la entrada a cada cajón se accesa a un mundo diferente. Algunos cajones son familiares, con camas matrimoniales e individuales.

Hostal El Armario abrió el 4 de julio pasado. No alcanza un año en funcionamiento, sin embargo, ha recibido visitantes de Francia, Alemania, España, Corea, entre otros.

Todos ellos han dejado su firma en la pared frente a recepción.  Con letras rojas se puede leer: “No me quiero ir!! Pero sé que volveré”.