Los horóscopos sí funcionan, según la ciencia

Si crees que los horóscopos son sólo para supersticiosos, quizá tengas razón; pero es un hecho que funcionan, aunque no por la razón que podrías creer…
Aunque carece de bases científicas, leer el horóscopo puede funcionar.
Aunque carece de bases científicas, leer el horóscopo puede funcionar. (Shutterstock)

Ciudad de México

Seguro que has leído alguna vez tu horóscopo y te has sentido identificado con él o con las profecías para tu día a día. Incluso, si dice cosas buenas —que casi siempre es así— hasta aliviada te hace sentir. Si te sugiere, por ejemplo, que pronto conocerás a alguien, es muy probable que no sólo te mantengas alerta sino que hasta puede influir en tu modo de vestir, en tu comportamiento y estado de ánimo. 

Pero si lo que te dice te deja intranquilo, el resultado puede ser nefasto. Entonces, ¿sirve de algo consultar el horóscopo? La ciencia te lo explica.

TE RECOMENDAMOS: Flores de Bach para sanar tus emociones.

La concordancia de tu personalidad con lo que te indican los astros es conocida en la psicología como efecto Forer, gracias a Bertram R. Forer, un psicólogo que, en 1948, aplicó a sus estudiantes un test de personalidad basado en generalidades con las que todos pudieron identificarse de alguna manera —y que estaban basadas en los horóscopos tomados de periódicos.

Pues bien, las prácticas populares como la astrología, la adivinación o la grafología se basan en el principio de generalidad, según explica Carmen Almendros de la Facultad de Psicología de la UAM en la revista del Colegio de Psicólogos de Madrid: "A la gente le gusta recibir información sobre sí misma, especialmente si contiene descripciones favorables".

Y sí sirve de algo creer en ellas: al leer cosas buenas sobre ti mismo, te sube la autoestima y si te encuentras una frase como "Eres valiente y eso te da cierto magnetismo que te hace encantador", según explica Almendros, eso te dará más seguridad.

TE RECOMENDAMOS: Alga espirulina, un alimento que debes conocer.

Esto tiene que ver con la profecía autocumplida, un término acuñado por el sociólogo Robert Merton, que hace referencia al hecho de que las creencias respecto de algo, aunque no sean reales, determinan nuestro comportamiento y lo guían.

Los horóscopos se basan en generalidades que aumentan las expectativas de una persona para que las predicciones se cumplan. Así, las expectativas de que ocurrirá lo que nos marca el horóscopo aumentan las posibilidades de que efectivamente ocurra, pues nosotros somos quienes propiciamos que sucedan.

Así que si eres asiduo a leer tu horóscopo, lo mejor será que hagas caso a las buenas predicciones e ignores las negativas.


FM