Camisetas rojas hacen ver a los hombres más dominantes

Esta percepción de dominancia y agresividad solo funciona ante la mirada de otros hombres, según reveló un estudio de la Universidad de Durham, en Reino Unido.
Según un estudio de una universidad británica, los hombres con camisetas rojas lucen más dominantes.
Según un estudio de una universidad británica, los hombres con camisetas rojas lucen más dominantes. (Shutterstock)

Londres

Los hombres que se enfundan una camiseta roja resultan más dominantes y agresivos que si visten de azul o de gris, pero sólo ante la mirada de otros hombres. Y es que, según un estudio de la universidad británica de Durham, para las mujeres el color no importa tanto.

No obstante, la investigación, publicada en Biology Letters de la Royal Society, sí revela que los hombres vestidos de rojo a menudo suelen ser tomados por irascibles tanto por hombres como por mujeres.

El equipo liderado por la antropóloga Diana Wiedemann mostró a 50 hombres e igual número de mujeres imágenes de tipos en las que el color de sus camisetas había sido alterado. Después, les pidieron que valoraran sus actitudes -amigable o agresivo, servicial o dominante- en una escala de 1 a 7.

El efecto del color rojo en la ropa es un tema frecuente de estudio. Hace diez años, científicos de la misma universidad ya concluyeron que los deportistas vestidos de rojo triunfaban más que otros, y que esto se debía a que el color resultaba más intimidante para el rival.

Como cuando uno se enfada se pone literalmente rojo, este color se asocia inconscientemente a una actitud agresiva. Los expertos Robert Barton y Russell Hill, que también participaron en la última investigación, indagaron en aquel entonces en disciplinas como el boxeo, la lucha o el fútbol. Ahora, el nuevo estudio valoraba las actitudes frente a la ropa roja fuera de una competición.

Con todo, también hay estudios que revelan que los hombres vestidos de rojo resultan más atractivos para las mujeres. Y cuando son ellas quienes van de rojo, las otras mujeres las consideran infieles y peligrosas para sus propias relaciones sentimentales.