Empresa rival de Uber podría ser la responsable de hackeo

En mayo de 2014, los datos de más de 50,000 choferes fueron presuntamente sustraídos por un el director general de tecnología de Lyft.
Un usuario consulta el mapa de cobertura de Uber en las ciudades de Europa.
Un usuario consulta el mapa de cobertura de Uber en las ciudades de Europa. (Dado Rubic/Reuters)

La investigación sobre una incursión ilícita en las bases de datos de Uber que tuvo lugar el año pasado apunta a un ejecutivo de la empresa rival Lyft, según el diario The Wall Street Journal.

El periódico, que cita a fuentes familiarizadas con la situación, señala que los investigadores de Uber creen que el intruso utilizó una clave privada para acceder al historial de 50,000 conductores en mayo del 2014.

Uber, con sede en San Francisco, Estados Unidos, descubrió que piratas informáticos accedieron de forma ilegal a una base de datos con los nombres y matrículas de sus conductores en septiembre del 2014 y lo hizo público en febrero de este año.

Lyft negó que el ejecutivo en cuestión, el director general de tecnología, Chris Lambert, o ningún otro empleado, haya estado involucrado en el acceso ilícito a los datos de Uber.

"Investigamos este asunto hace tiempo y no hay hechos o pruebas de que ningún empleado, incluido Chris, tuviese nada que ver" con lo que ocurrió en mayo del 2014, dijo el portavoz de Lyft, Brandon McCormick, en un comunicado.

Uber y Lyft mantienen un duro pulso en el mercado del vehículo compartido.

Uber opera en más de 330 ciudades en todo el mundo y Lyft en 65 ciudades en Estados Unidos.