Hackean la red móvil T-Mobile

La información de cerca de 15 millones de usuarios fue robada de Experian, herramienta que utiliza la red para conocer la situación crediticia de sus clientes. 
Cerca de 15 millones de usuarios se vieron afectados con el robo cibernético.
Cerca de 15 millones de usuarios se vieron afectados con el robo cibernético. (AP)

Piratas cibernéticos robaron información personal de alrededor de 15 millones de clientes del servicio inalámbrico de T-Mobile, incluyendo números de Seguro Social, direcciones, fechas de nacimiento, dijo el jueves la agencia de historiales de crédito Experian.

La información fue robada de Experian, que T-Mobile utiliza para conocer la situación crediticia de sus clientes.

Experian dijo que los usuarios de T-Mobile que solicitaron el servicio inalámbrico entre el 1 de septiembre de 2013 y el 16 de septiembre de 2015 pudieron haber sufrido el robo de su información.

Experian aseguró que notificó inmediatamente a las autoridades tras descubrir la intrusión y que "no hay evidencia a la fecha de que los datos hayan sido usados inapropiadamente".

Las compañías señalaron que la información de tarjetas de pago y de banca no fue afectada. También recomendaron a los usuarios afectados "permanecer vigilantes" contra el robo de identidad y estar atentos a correos electrónicos engañosos que soliciten información confidencial, como números de cuentas bancarias o de Seguro Social.

Ha habido una serie de hackeos a empresas y otras organizaciones en años recientes que han afectado a millones de personas, incluido el sitio de citas Ashley Madison, Sony Pictures, la aseguradora Anthem, tiendas como Home Depot y Target, eBay y la Oficina de Administración de Personal de Estados Unidos.

Cerca de 800 ciberataques fueron reportados el año pasado por organizaciones de Estados Unidos, de acuerdo con el Centro de Investigación de Robo de Identidad.

"Estoy sumamente enojado por este ciberataque y vamos a instruir una revisión minuciosa de nuestra relación con Experian", advirtió el director general de T-Mobile US Inc., John Legere, en un comunicado.