La Guardia Nacional puede ir a África: Obama

Cierran escuelas en Texas por alumnos que iban en el vuelo de la enfermera infectada; en Yale internan a estudiante que regresó de Liberia con síntomas.
Afuera de la Casa Blanca manifestantes solicitaron cancelar los vuelos provenientes de la zona afectada.
Afuera de la Casa Blanca manifestantes solicitaron cancelar los vuelos provenientes de la zona afectada. (Mladen Antonov/AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó ayer la movilización de los miembros de la Guardia Nacional y de los reservistas del ejército para ayudar en las labores contra el ébola en África occidental.

Estas tropas, afirmó Obama, “aumentarían las fuerzas activas en respaldo de la Operación Asistencia Unida, ofreciendo ayuda humanitaria y gestión de recursos relacionados con el virus del ébola”.

Tras la luz verde del presidente, correspondería ahora al Departamento de Defensa (Pentágono) ordenar el despliegue de la Guardia Nacional, aunque hasta ayer no han hecho una convocatoria.

El mandatario comunicó su decisión en una carta enviada al presidente de la  Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y divulgada por la Casa Blanca. Los medios locales han adelantado que el objetivo de esta movilización es construir 17 centros de tratamiento, cada uno con 100 camas, en Liberia.

El anuncio se dio al mismo tiempo que manifestantes afuera de la Casa Blanca solicitaban la cancelación de vuelos provenientes de los países afectados por la epidemia y de los aviones con pasajeros sospechosos.

Ayer fue el segundo día que el presidente canceló un viaje de campaña para enfocar sus esfuerzos al combate contra la epidemia. Se reunió por la tarde con funcionarios que trabajan en la respuesta al brote en África y se dedicó al análisis de las medidas sanitarias de seguridad en su país.

También sostuvo una conferencia telefónica con trabajadores de salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), informó Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca.

Cierran escuelas

Tres escuelas texanas de Belton, en Austin, cancelaron sus clases y fueron cerradas ayer luego de que dos de sus estudiantes viajaron en el mismo vuelo que tomó la segunda enfermera contagiada con ébola en Estados Unidos.

El Distrito Escolar Independiente de Belton (DEIB) informó en un comunicado a los padres de familia que se determinó cerrar este jueves la escuela secundaria North Belton Middle School, la primaria Sparta Elementary y el preescolar Belton Early Childhood School.

Amber Jay Vinson, la segunda enfermera en ser contagiada por el virus en el Hospital Presbiteriano de la Salud de Texas, donde falleció el liberiano Thomas Eric Duncan, viajó en avión de Cleveland a Dallas en el vuelo 1143 de Frontier Airlines.

La enfermera pudo haber estado ya en capacidad de transmitir la enfermedad y dos estudiantes que de dichas secundaria y primaria viajaron en el mismo vuelo, informó Susan Kincannon, superintendente del DEIB.

Los CDC analizan el riesgo de los pasajeros del vuelo 1143, aunque se desconoce si esto incluye a los alumnos de dicho distrito escolar que iban en el avión, indicó Kincannon. Ante ello, decidió cerrar los tres planteles, incluyendo el preescolar porque los pequeños pasan por las instalaciones de la primaria.

“La cancelación de clases nos permitirá limpiar a fondo y desinfectar las escuelas y los autobuses que les sirvieron esta semana. También permitirá a los funcionarios de salud más tiempo para evaluar el riesgo de los pasajeros”, señaló Kincannon.

Hospitalizan a universitario

En Connecticut, un estudiante de la Universidad de Yale que viajó recientemente a Liberia fue internado ayer con posibles síntomas de ébola en el hospital del prestigiado centro de estudios superiores.

El joven se encuentra aislado y bajo observación desde que fue admitido el miércoles por la noche en el Yale-New Haven Hospital, informó la prensa local.

“De momento no hemos confirmado o descartado ningún diagnóstico”, dijo el centro médico en un comunicado, en el que añadió que están en contacto con las autoridades sanitarias estatales y federales.

El joven, del que no se ha confirmado su identidad, regresó el sábado a Estados Unidos procedente de Liberia, según el periódico New Haven Register. Se trata de uno de los dos estudiantes de esa universidad que viajaron el 16 de septiembre a Liberia para trabajar con las autoridades sanitarias en sistemas de monitoreo de enfermedades.

En otro incidente, en Madrid se activó el protocolo de emergencia en el aeropuerto de Barajas para aislar y revisar el vuelo 1300 de Air France, procedente de París, en el que venía un nigeriano que se sentía mal y estaba temblando.

El periódico El Mundo informó que el avión fue llevado a una posición remota y un doctor con traje especial ingresó para revisar al paciente. También hicieron al resto de los pasajeros llenar un formulario con sus datos personales y de contacto y les informaron lo que debían de hacer en caso de presentar síntomas.

• • •

La  ONU elabora pautas para cuarentenas

Ayer la ONU anunció que está preparando una serie de pautas para evitar la violación de derechos humanos cuando se pone bajo cuarentena a personas sospechosas de haber contraído ébola.

“Mi oficina está diseñando directivas sobre cuarentenas porque, si son impuestas y se tienen que cumplir sin medidas de prudencia, se pueden violar los derechos humanos fácilmente y acelerar con ello la propagación de la enfermedad”, dijo el alto comisionado para los derechos humanos, Zeid Ra’ad Al Husein.

Advirtió también que introducir penas criminales en los planes de respuesta sanitaria puede ser contraproducente y llevar a que la epidemia se convierta en un fenómeno “subterráneo”, y destacó que parte de las causas primigenias de la actual epidemia se encuentran en el no respeto de los derechos de los ciudadanos en los países más afectados.

“El haber obviado el derecho a la salud, a la educación, al saneamiento, al desarrollo y al buen gobierno, desempeñaron un papel a la hora de crear la crisis”, afirmó.

Por ello, Zeid pidió que se tengan en cuenta los derechos fundamentales, pues “el ébola prospera en la intersección de pobreza crónica, la incapacidad de ofrecer servicios públicos adecuados, y la desconfianza hacia las autoridades”, señaló.

EFE/Ginebra

• • •