Guanajuato: no solo momias

Explora el pasado de este estado en los recientes descubrimientos arqueológicos en Pénjamo, San Miguel de Allende, Abasolo y Ocampo.

Guanajuato

Mucho se sabe de Guanajuato como una ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad, de su riqueza arquitectónica, su gastronomía tradicional, sus productos de piel así como artesanías, cerámica, producción de joyería en plata, la alfarería y la industria textil.

Pero poco se sabe de los cuatro sitios arqueológicos del estado: El Cóporo, Peralta, Plazuelas y Cañada de la Virgen.

El Cóporo: En el municipio de Ocampo, distintos conjuntos arqueológicos se encuentran distribuidos tanto en la cima como en la ladera del cerro Cóporo.

Las primeras excavaciones de la región fueron  realizadas por Beatriz Braniff en 1962  y tres años después el ingeniero Jesús Aguirre intensificó la búsqueda.

Finalmente fue hasta el año 2002 que iniciaron exploraciones más detalladas por parte del arqueólogo Armando Nicolau Romero.

Este sitio es considerado uno de los más importantes del estado en cuanto a la cultura chichimeca y tolteca. El Cóporo cuya palabra de origen tarasco significa “Sobre el Camino Grande”, fue recientemente abierto al público.

Plazuelas: En Pénjamo, al suroeste de la sierra de Guanajuato se localiza el vestigio de esta ciudad antigua. Concebida para ser un espacio abierto, en contacto directo con la naturaleza en donde predomina la visión de los cerros  puede admirarse en todas sus dimensiones este espacio ceremonial. Abierta al público en 2006, y fue la primera zona arqueológica en el estado.

En este municipio se puede encontrar la Parroquia de San Francisco, El templo de los Remedios, de San Gregorio, de la Cuevita , de Guadalupe y san Juan , además de la Hacienda Corralejo que alberga al Museo del vino y la Botella  y como principal atractivo natural la Presa de la Golondrina y la Sierra de Pénjamo .

Peralta: La zona arqueológica de Peralta forma parte de la región llamada El Bajío. Fue abierta al público en diciembre de 2008. Un rasgo típico del sitio son las innumerables rocas donde se tallaron diversos símbolos que aluden a la concepción del universo. Como parte de la representación arquitectónica destaca el espacio conocido como “Casas Tapadas”.

Esta zona arqueológica cuenta con un museo que consta de tres salas de exhibición , donde se aborda de manera breve la historia de la población, en una pequeña maqueta destacan los siete edificios de carácter cívico religioso asentado sobre tres laderas convirtiéndolo en uno de los sitios ceremoniales más destacados .

Localizado en el municipio de Abasolo, al sureste del estado. Ahí mismo podemos encontrar lugares agradables como la Casa de la Cristianidad, los balnearios de aguas alcalinas y termales la Caldera, Hitzaro y capitiro.

Cañada de la Virgen: Ubicada en el municipio de San Miguel de Allende, forma parte del proyecto de Gabriel Zepeda. Su superficie aproximada es de 12 hectáreas a lo largo de la cuenca central del río Laja, su estructura arquitectónica refleja los ciclos cósmicos, mismos a los que se les vinculaba con la práctica de rituales; con una visión de los cuatro puntos cardinales que le dan una importancia ritual al lugar.

La Construcción de Cañada de la Virgen está concebida sobre un eje simétrico dirigido a la salida y puesta del sol y la luna. La zona de monumentos se divide en casa de los Trece Cielos, este era un espacio para la observación celeste conformada por el patio hundido y su basamento piramidal de 15 metros de altura.

Como parte de la armonía del paseo a la ciudad colonial de Guanajuato, se puede acompañar de las viditas al Museo Histórico Casa Ignacio Allende, el Museo de la Esquina y el Teatro Ángela Peralta.

Entre sus atractivos naturales están El Orquiderario, la reserva natural del Charco del Ingenio y el Jardín Botánico El Cante. Vale la pena visitar también el Santuario de Jesús de Nazareno en la cercana población de Atotonilco.