Gorditas de horno traspasan la frontera norte de México

Este platillo realizado de forma artesanal en la Comarca Lagunera, ha llegado a consumirse en ciudades de la Unión Americana como Atlanta, Chicago y parte de Texas.
Desde las 05:00 de la mañana se empieza la preparación de este alimento.
Desde las 05:00 de la mañana se empieza la preparación de este alimento. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Una gastronomía considerada como artesanal propia de La Laguna, son las tradicionales gorditas de horno, un alimento regional que es ancestral y a pesar de ello, ha traspasado la frontera del norte del país.

En los últimos cuatro años se instalaron ocho hornos convertidos en negocios entre los ejidos Escuadrón 201, Maravillas y Hormiguero, del municipio de Matamoros, Coahuila, en un tramo de aproximadamente un kilómetro a un costado de la autopista Torreón-San Pedro, construidos con adobe o block "bañados" con torta de lodo en el exterior, en donde los comensales observan cómo las mujeres preparan ese alimento regional.

Los comensales pueden observar cómo entre tres y cinco mujeres, se encargan de moldear la masa a la que ya formadas las gorditas crudas, les ponen diferentes guisos

Dichos negocios están construidos de una manera típica de la región, o sea con carrizo, unas barras de madera provenientes de enormes troncos para convertirlas en mesas de trabajo, aunque también ponen mesas y sillas de plástico, con manteles y molcajetes que hacen que la gente se sienta en una especie de ambiente pueblerino.

Los comensales pueden observar cómo entre tres y cinco mujeres, se encargan de moldear la masa a la que ya formadas las gorditas crudas, les ponen diferentes guisos como asados verde y rojo, picadillo, chicharrón prensado, frijoles y el conocido y muy gustado “choriqueso”.

Luego las ponen en una lámina a la que le caben entre 10 y 12 unidades, con un largo mango, que introducen a un horno, en donde permanecen por espacio de 10 minutos.

En un día normal, aunque se observa más clientela los fines de semana (viernes, sábados y domingos) de cada semana, lo mismo empleados de diversas compañías o industrias locales, que foráneas, así como autobuses que llevan pasaje desde Torreón o Gómez Palacio, a Saltillo, Monterrey o Tamaulipas.

Incluso se tiene el conocimiento de que han rebasado la línea fronteriza con la Unión Americana y han llegado a consumirse hasta Texas, Atlanta y Chicago, entre otras ciudades norteamericanas.

Ahí en uno de esos puntos se entrevistó a varios comensales, algunos mencionaron que este tipo de alimento, ya tenía muchos años que se consumían en la región, pero de unos pocos años a la fecha se estaban dando a conocer y a comprar con más ahínco a raíz de que lo preparan a la vista de los comensales.

Aunque también se elaboran empanadas de trigo que se cocinan en ese tipo de hornos, de cajeta con nuez o de mermelada de fresa o piña que se prepara en forma casera y que también se les ofrece a los clientes a manera de postre y que, precisamente en ese tipo de hornos tienen un cocimiento especial, que se encienden desde las cinco de la mañana con leña y no algún otro combustible y así se tiene que mantener hasta las tres o cuatro de la tarde, precisamente para darles ese sabor especial a las gorditas de horno.