Google se une a proyecto de combate a cardiopatías

Google se unió a la Asociación Americana del Corazón en un proyecto de 50 millones de dólares para investigar las enfermedades del corazón.
Las enfermedades del corazón ocupan los primeros sitios de consulta.
Las enfermedades del corazón ocupan los primeros sitios de consulta. (Martín Piña)

Google Life Sciences, un grupo de investigación que se derivó recientemente de su corporación matriz, está haciendo equipo con la Asociación Americana del Corazón en un proyecto de 50 millones de dólares para encontrar nuevas formas para combatir cardiopatías.

La mitad del financiamiento aportada por la Asociación del Corazón, 25 millones de dólares en un período de cinco años, es la mayor cantidad asignada para investigación en su historia. Para el grupo Google, su más reciente incursión biomédica se unirá a proyectos entre los que están dispositivos innovadores de alta tecnología, como automóviles sin conductor, lentes de contacto para diabéticos que monitorean su nivel de azúcar en la sangre, y muñequeras que registran datos de salud.

El proyecto fue anunciado el domingo en una conferencia de la Asociación Americana del Corazón en Orlando.

Las enfermedades cardiacas son la principal causa de muerte en el mundo, un problema que "parece estar en su punto para nueva innovación" y un pensamiento disruptivo poco convencional, indicó Andy Conrad, director ejecutivo de Google Life Sciences. El avance ha sido lento "y deberíamos sacudirlo un poco", señaló.

Además de dinero en efectivo, Google tiene para ofrecer herramientas tecnológicas, como sensores para monitorear la salud de las personas sin que tengan que visitar al médico, y capacidades enormes de análisis de datos. La compañía aspira a encontrar una cura, señaló Conrad. No hay garantía de éxito, pero "lo único que podemos prometer es que lo intentaremos seriamente".

A inicios del próximo año, el Día de San Valentín "es un gran día", dijo Conrad —un equipo de Google y de la Asociación del Corazón espera elegir un líder de proyecto, quien podría ser un cardiólogo o enfermero o "un adolescente de Wisconsin", dependiendo de qué habilidades e ideas esa persona pueda traer a la mesa. El equipo está buscando "un heterodoxo", agregó.

El proyecto "realmente nos permite pensar... en hacer investigación de una manera diferente", dijo Robert Harrington, presidente de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford y miembro de la junta directiva de la Asociación Americana del Corazón.

La investigación tradicional ha generado únicamente una mayor mejoría en el tratamiento de la enfermedad cardiaca.

"Tratamos de hacer algo disruptivo con esto", añadió Harrington.