Sri Lanka será el primero en usar los globos de Google

El proyecto Loon tiene como objetivo llevar internet a todos los rincones del planeta gracias a globos en la estratosfera. 
Los globos crean una red que permite la conexión a internet.
Los globos crean una red que permite la conexión a internet. (Google)

Sri Lanka quiere ser el primer país completamente conectado a internet bajo los globos del proyecto Loon de Google, un sistema que permitirá que la red llegue a todos los confines de la isla convirtiéndola en un territorio completamente conectado a una red de internet entrelazada con globos desde la estratosfera

El 28 de julio el Gobierno de Sri Lanka y Google firmaron un acuerdo sin precedentes que ya está dando sus primeros pasos y que esperan esté en pleno funcionamiento en menos de un año.

La infraestructura, según fuentes del gobierno, estará lista para el 31 de diciembre de 2015 y la red completa debería estar disponible para el 31 de marzo de 2016. Los globos que se utilicen serán lanzados desde Estados Unidos y Australia. 

Google lanzó "Loon" como una propuesta para llevar internet a todos los rincones del planeta, creando un sistema de globos que flotan en la estratosfera al doble de altura de las rutas aeronáuticas y por encima de los cambios en la atmósfera.

Asociándose con compañías de telecomunicaciones para compartir el espectro de telefonía celular las personas pueden conectarse directamente a la red de globos desde sus teléfonos y otros aparatos con tecnología LTE (4G).

"En unos meses podremos decir verdaderamente: Sri Lanka está cubierta", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Mangala Samaraweera, en el momento del lanzamiento del proyecto.

Alrededor de 2.8 millones de los 22 millones de teléfonos móviles del país, cuya población es de 20 millones, tienen conexión a internet.

Con este proyecto, el Gobierno de Maithripala Sirisena busca que la cobertura de la red llegue a toda la isla permitiendo a los proveedores formar parte de los acuerdos con "torres celulares flotantes".

La aplicaciones enumeradas por el Gobierno son tantas como las que permite internet, empezando por la ayuda que supondrá para superar barreras lingüísticas en un país en el que conviven cingaleses y tamiles.

Pero también en otro tipo de cuestiones como la lucha contra la corrupción o hacer transparente y accesibles los servicios públicos para los ciudadanos, según el ministro.

"Planeamos colocar tantas oficinas de Gobierno como sea posible en internet", indicó el ministro de Asuntos Exteriores.