Empleadas demandan a Google por sexismo

Más de 60 empleadas argumentan recibir un trato injusto por parte de la empresa, la cual le paga más a los hombres que a las mujeres en puestos similares.
Algunas mujeres dicen ganar 40 mil dólares menos que sus colegas que ocupan puestos similares
Algunas mujeres dicen ganar 40 mil dólares menos que sus colegas que ocupan puestos similares (Reuters)

Ciudad de México

La crisis de Google por el caso de sexismo parece no acabar. Ahora, más de 60 empleadas y ex empleadas planean demandar a la empresa tecnológica por discriminación sexual y un pago injusto a las mujeres.

El abogado que las representa, James Finberg, dijo en entrevista con The Guardian que algunas de las mujeres reclaman ganar menos que los hombres de Google a pesar de tener las mismas aptitudes y compartir puestos similares, mientras que otras sienten que no han podido avanzar en sus carreras debido a una “cultura que es hostil hacia las mujeres”.

TE RECOMENDAMOS: Diferencias biológicas frenan a mujeres : empleado de Google

Recientemente, Google despidió a un ingeniero que envió un memo de diez páginas, criticando las capacidades de las mujeres y diciendo que los hombres deben ocupar más roles de liderazgo debido a las “diferencias biológicas”.

Google ha negado que los salarios sean discriminatorios, pero Finberg dijo que después de entrevistar a la mitad de las mujeres que planean demandar, sus testimonios indican que hay contrastes y prejuicios que dañan a las empleadas de la compañía.  

De las 60 mujeres que planean demandar, aproximadamente la mitad continúa trabajando en la empresa y algunas de ellas dicen ganar 40 mil dólares menos que sus colegas que ocupan un puesto similar.

Más de una docena de las mujeres que renunciaron, dicen que la discriminación jugó un papel importante para dejar la compañía.

TE RECOMENDAMOS: Google despide a ingeniero que hizo comentarios sexistas

Una empleada que recientemente abandonó Google dijo a The Guardian que tenía que aguantar constantemente comentarios sexistas sobre su apariencia y que se sintió discriminada luego de que le negaron una promoción a pesar de sus logros y su gran carga de trabajo.

“Veía como los hombres progresaban de una manera más rápida que yo. Fue realmente perturbador”, dijo la empleada que prefirió mantener el anonimato.

Un portavoz de Google declinó comentar sobre la demanda pendiente, pero dijo que “sesenta personas es un grupo pequeño” y que “siempre habrán diferencias en el salario basadas en locación, puesto y rendimiento, pero el proceso es ciego ante el género”.

Por último, la demanda ayudaría a construir un caso llevado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, el cual argumenta que Google de manera sistemática paga menos a las mujeres. 



RL