GivU: ya no compres, lo de hoy es el trueque

Una compañía mexicana con un nuevo concepto de mercado digital quiere crear una comunidad de trueque virtual.
Archivo. Compras por internet
Archivo. Compras por internet (Especial)

México, DF

Antes de que existiera el sistema monetario, las personas no adquirían cosas, las obtenían por intercambio. O trueque, como hacían los antiguos mexicanos. Bajo ese esquema, GivU es el lugar ideal si quieres deshacerte de cosas y obtener beneficios de una forma novedora. Esta empresa, fundada por Andrés Nieto, es un mercado social en el que los miembros usan una moneda virtual llamada GIVS, para intercambiar sus bienes.

Todo lo que se vende y compra en el sitio de GivU se hace con dicha moneda, lo que implica que lo único que se necesita para participar en esta extraña microeconomía es tener ganas de vender y comprar.

El proceso para entrar a esta dinámica es bastante simple:  te registras en el portal de Giv U, tomas fotos de las cosas que quieres vender, asignas precios basados GIVs (uno equivale a un peso) y cuando tengas un comprador, envías tu mercancía para recibir tus GIVs y comenzar a comprar.

La comunidad giver resulta interesante, pues funciona más como una plataforma que incentiva el trueque,  que genera una comunidad que comparte una economía propia, con miembros que tienen un rol activo en cada transacción, y que acentúa la faceta social de este sistema.

Todo suena muy conveniente e interesante para el usuario, pero si el intercambio se da con una moneda sin valor, seguro te estarás preguntando cómo genera ganancias.

Aunque la empresa toma comisión en GIVS por cada transacción, las ganancias para la empresa provienen de la parte más complicada de las ventas en línea: la entrega. GivU obtiene una cuota del 50 por ciento del envío que tiene un costo de 120 pesos.

Este peculiar mercado digital ya funciona a nivel nacional, y tiene miras a expandir el modelo a Estados Unidos. Aunque no podemos saber si tendrá éxito, sí hay que reconocer que es una innovación en el saturado mundo de las ventas en línea.