El entrenamiento físico sin aparatos está de moda

En un espacio abierto, los aficionados al deporte pueden usar su propio peso corporal o utensilios como pesas rusas o pelotas medicinales para ponerse en forma.
El funcional training tiene su origen en el entrenamiento para atletas de alto rendimiento.
El funcional training tiene su origen en el entrenamiento para atletas de alto rendimiento. (DPA)

Hamburgo

Son cada vez más los gimnasios que ofrecen a sus clientes un entrenamiento físico sin máquinas. En un espacio abierto, los aficionados al deporte pueden usar su propio peso corporal o utensilios como pesas rusas o pelotas medicinales para ponerse en forma. El empresario alemán Dustin Tusch, propietario de instalaciones de fitness, dice que se trata de la "principal tendencia que existe actualmente en este sector". Los expertos hablan al respecto de "funcional training".

"El funcional training se perfila claramente como tendencia, no sólo en los gimnasios, sino en el deporte amateur en su conjunto", confirma el profesor Christoph Eifler, especialista en ciencia del entrenamiento. Por su parte, el profesor de fitness Michael Branke afirma: "Sí, es cierto que la tendencia va en esa dirección, pero no creo que este tipo de entrenamiento se ofrezca en todos los centros". En Alemania hay unos 6.000 gimnasios y no todos cuentan con el espacio necesario, explica.

Según el profesor Eifler, el funcional training tiene su origen en el entrenamiento para atletas de alto rendimiento. El objetivo consiste en aumentar la resistencia del deportista profesional para el entrenamiento y las competiciones. "Sirve para prevenir lesiones y al mismo tiempo mejora el rendimiento", dice el experto. En vez de entrenar ciertos músculos individuales, se entrenan grupos musculares completos y movimientos complejos. "Esto aumenta la resistencia no sólo en el deporte sino también en la vida cotidiana".El funcional training está centrado en el rendimiento del aparato locomotor en su conjunto y no en entrenar el músculo más fuerte, explica Volker Ebener, presidente de la Asociación Alemana de Fitness y Aeróbic. Los patrones de movimiento son variados y están marcados por numerosas repeticiones.

A tal efecto, hay cadenas de gimnasios como Fitness First que han creado "freestyle zones", en donde los clientes pueden trabajar libremente con pequeños aparatos como pelotas medicinales, pesas rusas (kettlebells) y bandas elásticas. Otras, como McFit, ya ofrecen desde hace tiempo espacios para ejercicios con pesas libres. Muchos gimnasios están totalmente centrados en el funcional training y ya no colocan en el lugar máquinas con pesas. 

En Alemania fue el ex futbolista y director técnico Jürgen Klinsmann quien dio fama hace algunos años al funcional training, explica Alex Steudel, redactor jefe de la revista "Fit for fun". Debido a que los gimnasios tienen actualmente muchas mujeres entre sus clientes, el clásico levantamiento de pesas ya no tiene mucha demanda. Además, aunque la gente quiere mantenerse sana, no quieren que el deporte que tienen que practicar para ello los convierta en paquetes musculares. 

Uno de los ejercicios típicos con el propio peso corporal son las flexiones de rodillas, dice Branke. Para comenzar, el deportista hace estas flexiones parado y con la espalda contra la pared. Después continúa este ejercicio sin apoyarse o tendido en una colchoneta.

Otro método popular es el levantamiento de una barra de metal de dos metros. Muchas veces se usan también lazos que se fijan en el techo o en la pared. En estas cuerdas, que suelen tener dos metros, se pueden colgar las piernas, por ejemplo, dice Branke.El entrenamiento con pesas rusas tiene un componente de balanceo. Por ejemplo, el deportista flexiona las rodillas y sujeta la pesa rusa por el asa entre los pies. Luego estira la rodilla y balancea la bola delante de su cuerpo hasta que los brazos formen un ángulo de 90 grados respecto al tronco.

Por principio, para aprender los distintos ejercicios, los principiantes deberían guiarse por las instrucciones de personal cualificado, porque este entrenamiento sólo es eficaz si el deportista amateur controla correctamente su propio cuerpo, subraya Branke.