Encuentra la funda ideal para tu celular

Una carcasa protege tu smartphone de caídas, rayaduras de monedas y llaves e incluso hay unas que lo libran del agua y del polvo.
A la hora de elegir una funda para el smartphone debes decidirte por una que lo proteja bien y no sólo porque esté bonita.
A la hora de elegir una funda para el smartphone debes decidirte por una que lo proteja bien y no sólo porque esté bonita. (DPA)

La mayoría de los smartphones se ven mejor sin funda. Así resaltan más los diseños modernos y se puede acceder directamente al dispositivo. Desgraciadamente sin protección es mayor el peligro de que el caro acompañante digital, al caerse, se rompa en pedazos o sufra otro tipo de daño.

Son especialmente las pantallas modernas, más grandes, las que aumentan el riesgo de que el teléfono inteligente se caiga de la mano. Quien quiere proteger su dispositivo ante tales accidentes debe ponerle una funda.

Conviene elegir con buen criterio la carcarsa, porque una protección decente, si bien tiene un buen aspecto, no siempre es la más segura. Las denominadas bumpers, por ejemplo, son consideradas como inseguras porque solo cubren el marco del dispositivo.

"Nosotros no recomendamos las bumpers y las simples fundas de plástico, que solo sirven para fines ópticos y no ofrecen una protección real", dice Isabell Körber, jefa de taller de la empresa berlinesa Fixxoo, especializada en la reparación de celulares.


En cambio, una funda que encierra totalmente el smartphone ofrece protección ante cualquier accidente. En estos casos, la pantalla táctil se encuentra detrás de una capa protectora transparente. El usuario no puede teclear en ella. Por tanto, para manejar el dispositivo es necesario quitar la funda, algo poco práctico en el día a día.

Las fundas de fieltro y de otras telas, que los propios usuarios creativos pueden hacer utilizando calcetines viejos, tienen un problema similar: para poder usar el dispositivo, el usuario primero tiene que sacarlo de la funda.

Quien no quiere usar una cubierta puede comprar directamente un teléfono resistente al agua y al polvo.

"Y es justamente entonces cuando es mayor el peligro de que el aparato se caiga", dice Alexnder Spier, redactor de la revista de computación "c't", editada en varios idiomas. Las carcasas blandas tampoco ofrecen siempre una buena protección, aunque ayudan a evitar arañazos, por ejemplo cuando el dispositivo se encuentra en el bolsillo junto con objetos duros como llaves o monedas.

Un buen compromiso entre protección y facilidad de uso son las llamadas flipcases, que se pueden desplegar hacia adelante o hacia los lados. "Con este tipo de funda, el dispositivo cuenta con una protección ideal, tanto en la pantalla como en la parte trasera y en los bordes, que son especialmente sensibles", dice Isabell Körber. Sin embargo, esta experta desaconseja las flipcases sin cierre, porque se pueden abrir cuando caen.

Sin embargo, las flipcasesno ofrecen una buena protección ante el agua. Durante las vacaciones en la playa, el celular necesita una protección especial, porque no solo entra en contacto con la humedad, sino también con el polvo. "Resistente al agua generalmente también significa resistente al polvo o al menos a la arena", dice Spier. Aquí, el usuario puede elegir entre tres variantes: bolsitas de plástico flexibles, fundas de plástico duro y fundas ajustadas a determinados dispositivos.


En cuanto a las bolsitas, el plástico no debe ser demasiado fino y debe haber un buen cierre. "Aquí hay que tener cuidado con las fundas muy baratas: se puede seguir manejando el dispositivo pero el manejo es poco práctico", dice Alexander Spier. Las fundas duras universales ofrecen una mejor protección ante golpes, pero también son más toscas y no siempre son adecuadas para dispositivos más grandes. Además, los dispositivos con esas cubiertas son menos cómodos de manejar, porque la funda bloquea el puerto para los auriculares.

Por esta razón son más prácticos los estuches especialmente ajustados, que generalmente permiten al usuario el acceso a todas las conexiones. Sin embargo, esas fundas solo existen para pocos modelos de smartphone

Una funda que encierra totalmente el smartphone ofrece protección ante cualquier accidente.

muy populares. Quien no quiere usar una cubierta puede comprar directamente un teléfono resistente al agua y al polvo. Para saber lo que aguanta el dispositivo existe el denominado grado de protección, que consiste en la abreviatura IP y dos números.

Cuanto más altos son los números, tanto más resistente es el smartphone. Entre los celulares de gama media y alta ya existen varios modelos, por ejemplo de Samsung y Sony, que no permiten la entrada de agua y polvo.

Sin embargo, todas las fundas tienen un denominador común: solo protegen el teléfono inteligente ante el medio ambiente, pero no protegen al usuario de la radiación del dispositivo.

La presencia de una funda incluso hace que aumente la radiación, advierte la revista "Connect": las carcasas especiales para reducir la radiación o los denominados plásticos anti-radiación aumentan la radiación que emite el teléfono móvil. Esto se debe a que las cubiertas bloquean la recepción, por lo que el smartphone aumenta automáticamente la potencia de transmisión, lo que a su vez hace aumentar la radiación.