7 formas de ser feliz sin tu celular

Hay mucho más que un teléfono inteligente. No dejes que acapare tu vida.
Reducir el tiempo que pasas en tu celular podría traer beneficios para tu salud.
Reducir el tiempo que pasas en tu celular podría traer beneficios para tu salud. (Shutterstock)

México, DF

Te despiertas y lo primero que haces es checar tu timeline de Facebook en tu celular. Estás pegado a Twitter, Tumblr, Timehop y tu mail todo el día. Si lo piensas, son pocos los momentos en los que te despegas de tu Smartphone ¿cierto? Tal vez sea momento de dejarlo.

Según un estudio del Diario de Adicciones Conductuales, un universitario promedio pasa nueve horas en su celular, lo que es casi un tercio del día al pendiente de lo que sucede en la pantalla de su teléfono en lugar de sus alrededores.

El sitio The Verge publicó el día de hoy un video en el que propone siete formas para usar menos tu celular y ser más feliz.

1.- Pon en silencio tu celular y revísalo cada 15 o 30 minutos. En un inicio tal vez te costará trabajo, pero como todo en la vida, conforme más lo prácticas, más fácil de lograrlo es.

2.- Trata de usar tu teléfono lo menos posible durante los fines de semana. Imagina cómo eran tus sábados por la noche cuando no tenías un celular. (Si te es posible, millennial).

3.-  Empezarás a notar que tienes más tiempo libre que puedes aprovechar retomando viejos hábitos como leer o salir a dar una vuelta a la manzana. Algo con lo que te sientas bien.

4.- Lleva siempre contigo un cuaderno. De esta forma no sólo podrás anotar las cosas importantes, sino que tendrás un espacio para distraerte cuando no tengas nada que hacer.

5.- Abúrrete. ¿Hace cuánto no te sientes aburrido? En cuanto lo comienzas a notar, tomas tu celular y siempre habrá un Facebook que espiar, un Twitter para chismosear o algún juego que te hará perder horas intentando pasar al siguiente nivel.

6.- Recuerda que el internet siempre va a estar esperándote. Aprovecha el tiempo en cosas que disfrutas hacer.

7.- Deja de dormir con tu celular. Esto no sólo te quita tiempo de sueño, sino también disminuye su calidad debido a la radiación constante que recibes. Es mejor apagarlo o dejarlo lejos de tu cama si es que esperas alguna llamada durante la noche.

Siguiendo estos pasos, seguro empezarás a notar cambios en tu día a día, así como en tu estado de ánimo y bienestar físico.