Protestan en contra de Karl Lagerfeld por su uso de pieles

Activistas en contra de la crueldad animal protestaron a las afueras del Teatro de los Campos Elíseos mientras se realizaba en el interior el desfile de Alta Costura de Fendi. 

Los activistas en defensa de los animales, liderados por la Fundación Brigitte Bardot, protestaron hoy en París a las puertas del desfile de la firma italiana demoda Fendi, con motivo de la presentación de su colección de "alta peletería".

Con carteles en los que se leía "Pieles, Alto a la tortura", los miembros de la organización de la conocida actriz francesa se congregaron ante el Teatro de los Campos Elíseos, donde la casa italiana presentó esta colección conmemorativa de los cincuenta años de Karl Lagerfeld como director artístico.

Las fuerzas de seguridad intervinieron para aislar a los manifestantes, entre los que se encontraba una mujer que llevaba un mono estampado con imágenes de un cuerpo desollado bajo su abrigo de piel.

Para evitar cualquier altercado durante esta presentación integrada en el calendario oficial de la Semana de la Alta Costura, la firma también dispuso fuertes medidas de seguridad propias, que restringieron el acceso a quienes no pudieran acreditar que su identidad correspondía con la de la invitación.

En el punto de mira de esta protesta se encontraba el modisto alemán Karl Lagerfeld, quien había salido al paso del debate, durante una entrevista con The New York Times el pasado mes de marzo, justificando su actuación en que las pieles generan trabajo.

"Es muy fácil decir 'no a las pieles, no a las pieles', pero es una industria. ¿Quién le va a pagar el paro a la gente si se suprime la industria peletera?", exclamó a este respecto.

Hace dos semanas, Brigitte Bardot había redactado una carta para la famosa gata de Lagerfeld, Choupette, pidiéndole que intercediera ante su amo para evitar las muertes de los animales que se necesitaban para confeccionar las lujosas prendas.

"Cuento contigo para que le ronronees a la oreja de papá Karl la desesperación que todos tus hermanitos con pieles sienten cuando él promociona sus restos mortales", escribió la activista.

Este evento ha sacado a relucir un debate sobre el uso de este material en la industria de la moda y sobre las condiciones en que viven y cómo son desollados estos animales.

Lagerfeld ha querido diseñar esta especial y polémica colección porque en sus inicios la casa Fendi únicamente se dedicaba a la peletería.

Ahora que cumple medio siglo al frente, Lagerfeld puede ser considerado uno de los modistos más prolijos en activo, puesto que compagina la labor en la firma italiana con la dirección artística de Chanel y con su propia compañía, propiedad del grupo Tommy Hilfiger.

Hijo de un acomodado empresario de Hamburgo, entró en la moda en 1955 cuando ganó, en la categoría de abrigos, un concurso de diseño al que se presentaron dos mil participantes.

Esta proeza le llevó a entrar en contacto con Pierre Balmain para quien empezaría a trabajar como aprendiz antes de pasar a integrar los talleres de alta costura de Jean Patou.

Sus primeros diseños propios fueron en Chloé y, posteriormente, comenzó a colaborar con Fendi, antes de que en el presidente de Chanel, Alain Wertheimer, le ofreciera el reto de revivir una casa que permanecía aletargada tras una década de ausencia de la fundadora, la histórica Coco.

Ayer sorprendió a la industria con la puesta en escena de un casino para su desfile de Chanel y hoy ha acaparado toda la atención con esta polémica colección de "alta peletería".