Un estudio encontró la clave de la felicidad y no es el dinero

De acuerdo con un estudio, el que la gente se sienta satisfecha con su vida depende más de las relaciones que tiene y su bienestar físico y mental y no de la cantidad de dinero que tiene. 
La felicidad no depende del dinero, sino de las relaciones estables que tengas y de tu bienestar mental.
La felicidad no depende del dinero, sino de las relaciones estables que tengas y de tu bienestar mental. (Especial)

Ciudad de México

Un nuevo estudio hecho por la Escuela de Economía de Londres concluyó que la principal causa de la insatisfacción de las personas viene de las relaciones fallidas y enfermedades mentales y no de los problemas económicos o nivel de pobreza.

TE RECOMENDAMOS: Dejar de usar Facebook te hará más feliz, estudio

De acuerdo con el estudio, titulado Origins of Happiness, aunque en los últimos años el salario ha aumentado la gente sigue siendo infeliz, pues sitúan nuevos estándares de vida de acuerdo al salario y comparan su ingreso con otros.

La depresión y la ansiedad, así como problemas de alcoholismo, violencia doméstica, alienación e incluso obsesión por los exámenes son los que hacen que la gente se sienta más infeliz.

Por el contrario, tener una pareja, relaciones de amistad o familiares más sólidas, así como sentirse bien física y mentalmente, es lo que dejó más satisfechos a los que participaron en el estudio, que se realizó en el Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. 

El reporte establece que la satisfacción que tiene la gente con su vida debe ser una tarea primordial de los gobiernos, pues incrementarla ayudaría a tener menores tasas de desempleo y los costos de los servicios de salud disminuirían.

“Vencer  la depresión y la ansiedad sería cuatro veces más efectivo que acabar con la pobreza” dijo Richard Layard, uno de los economistas a cargo del estudio al periódico The Guardian.

TE RECOMENDAMOS: Miedo a perder amigos evita que dejes las redes sociales 

El economista también aseguró que uno de los factores más importantes al momento de predecir la felicidad en la vida adulta no son las calificaciones que se tienen cuando se es niño, sino la salud emocional.

Layard, además, aseguró que este estudio no defiende la brecha social que existe o el nivel de pobreza, sino que el mejorar el bienestar de la gente tendría un mayor impacto.

“El gobierno debe estar enfocado en la creación del bienestar y no de la riqueza monetaria”, dijo Layard. 


MRF