Famosos despedidos por grandes marcas

Varias personalidades han terminado sus contratos con prestigiosas marcas después de lanzar críticas contra ellas, dar mala imagen o incumplir los contratos.

Ciudad de México

El cantante Kanye West firmó un contrato con Adidas después de terminar su relación con Nike tras criticar a la marca deportiva. Adidas hizo oficial el anuncio en un comunicado donde se refirió a West como "uno de los iconos culturales más importantes de su generación, que entre otras cosas ha roto paradigmas de la música, la moda y el cine".

Kanye acusó a Nike en una entrevista, de no pagarle las regalías por la venta de los tenis Nike Air Yeezy, que él ayudó a crear.

Este no es el único caso donde personalidades han sido despedidos o no han recibido una renovación de contrato por diversos motivos.

En 2012, Christian Dior dejó de colaborar con Mila Kunis pues la actriz subió de peso y manejaba una imagen descuidada cuando era captada por los paparazzis, a pesar de que ese mismo año fue nombrada por la revista Esquire como la mujer más sexy. Una fuente de la compañía afirmó que desde que sale con Ashton Kutcher "ha sido constantemente fotografiada luciendo desastrosa. Esa no es la imagen que Dior quiere enviar".

La modelo Filippa Hamilton, que fue imagen de la Ralph Lauren en una polémica campaña por el excesivo uso de photoshop sobre su figura, afirmó que fue despedida porque había engordado demasiado y no cabía en su ropa. Sin embargo, la empresa afirmó que terminó su relación laboral con ella pues la modelo era incapaz de cumplir con las obligaciones del contrato.

Tras la difusión de unas imágenes donde Kate Moss consumía drogas en un estudio de grabación en el 2005, varias marcas de lujo rompieron sus vínculos comerciales con la modelo. Entre las marcas que no renovaron contrato con ella estaban Burberry, Chanel y H&M. En ese entonces la top model sostenía una relación amorosa con el cantante Pete Doherty, de la banda Baby Shambles.

John Galliano fue despedido de Christian Dior tras 15 años de colaboraciones después de que se difundiera un video donde se veía al entonces director creativo de la firma en estado de ebriedad y lanzando insultos antisemitas a una pareja en un bar de París.

Lance Armstrong perdió contratos con Nike, Radio Shack y Anheuser-Busch después de que se de descubrió que se dopó en el Tour de Francia; el ciclista tuvo que dejar la fundación Live Strong que el fundó para que no fuera desprestigiada.

En 1989, Pepsi despidió a Madonna por el lanzamiento de su video 'Like a Prayer' en el que se queman cruces y mantiene relaciones con un santo de color.

Kellog's decidió no renovar su contrato con el nadador mundialista Michael Phelps después de que aparecieran fotos de él fumando mariguana.

El famoso golfista Tiger Woods perdió aproximadamente 23 millones de dólares con compañías como Gillette, AT&T, General Motors y Gatorade por sus 'afairs' extramaritales.