¿Habrá un Facebook Music?

Si bien la compañía lo ha negado, sí ha tenido acercamiento con empresas de la industria musical.
Mark Zuckerberg sostuvo una sesión de preguntas y respuestas.
Mark Zuckerberg sostuvo una sesión de preguntas y respuestas. (Facebook de Mark Zuckerberg)

Facebook negó estar preparando un servicio de música en streaming para competir con Spotity o Apple, aunque sí quiere ofrecer más videos musicales a sus usuarios, según informó la prensa.

"No tenemos planes de entrar en (el negocio) de la música en streaming", dijo un portavoz de la red social a varios medios, entre ellos al blog tecnológico "The Verge".

Hace varios días este blog informó sobre conversaciones de Facebook con empresas del mundo de la música. Además, la web Music Ally afirmó que la red social planeaba el lanzamiento de un servicio de streaming.

"The Verge" reitera ahora que Facebook está conversando con la industria musical pero que quiere lanzar un servicio distinto a los que existen en la actualidad. En ocasiones anteriores transcurrieron años entre las primeras informaciones sobre planes de Facebook y la puesta en marcha de estos.

Según "Billboard" y "The New York Times", la empresa de Mark Zuckerberg está negociando para ofrecer más videos musicales. Los beneficios de esas acciones publicitarias se repartirían con las discográficas. Según las informaciones, Facebook tendría previsto empezar a publicar videoclips en los próximos meses.

La entrada de Facebook en el negocio de los videos musicales aumentaría aun más su rivalidad con Google, propietaria de la plataforma gratuita YouTube. Facebook tiene más de 1,400 millones de usuarios en el mundo, mientras que YouTube cuenta con más de 1,000 millones.

La popular red social está considerada como uno de los pocos rivales que podrían arrebatar a YouTube su posición dominante respecto a la publicación de videos en Internet. Según "The New York times", Facebook estaría ofreciendo una mayor participación en los beneficios publicitarios que YouTube y estaría dispuesto a ser más duro respecto a la piratería.