Estudia en España sin salir de México

Las universidades ibéricas buscan aumentar el número de mexicanos en sus matrículas, por lo que ofrecen cursos online y presenciales para obtener un título extranjero.

La primera opción para un estudiante mexicano que quiere continuar sus estudios universitarios en Europa, es España. La lengua y la calidad de las instituciones ibéricas son dos factores principales de la tradicional movilidad académica. Y la posibilidad de obtener el título de posgrado de las universidades españolas más importantes, sin cruzar el océano, gana popularidad.

De las 23 universidades españolas con representación en México que buscan propiciar el intercambio, la internacionalización y el enriquecimiento de las experiencias académicas, culturales y sociales de docentes y estudiantes en ambos lados del Atlántico; 11 ofrecen cursos de posgrado en línea, entre los más populares se encuentran cursos de MBA, mismos que en algunos casos complementa clases presenciales y estancias breves en el país ibérico.

Aunque la experiencia de un intercambio internacional aún es la preferida de los mexicanos -en el año 2015 España tramitó más de 8,300 visados para estudiantes-, realizar un posgrado a distancia se ha vuelto una opción viable. En este sentido, la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), son referentes en México para cursar un grado o posgrado en una universidad española de forma no presencial.

Institución privada fundada en 2009, la UNIR cuenta con 27,000 alumnos en activo, de los cuales 1,000 son mexicanos. Con oficina de representación en México desde 2014, la UNIR ofrece programas de licenciaturas y maestrías mexicanas con opción a doble titulación europea, así como el acceso a los posgrados que ofrece la UNIR España.

En tanto, la escuela pública fundada en 1972, la UNED, tiene más de 206,000 alumnos en activo, con una matrícula de únicamente 44 estudiantes mexicanos. Fue en el ciclo 1993-94, luego de 20 años de su aparición, que se registró el primer curso académico tomado por un mexicano.

Entre los grados y posgrados que prefieren los estudiantes mexicanos en la UNED están derecho, psicología, antropología social, historia del arte, filología hispánica; además de los posgrados en el área económica e ingenierías.

El Instituto de Empresa (IE Business School) es otro ejemplo. Ofrece el formato blended: MBA (Master of Business Administration) 80% en línea, 20% presencial; esta modalidad permite al estudiante pasar tres semanas en Madrid para concluir su maestría en una de las mejores escuelas de negocios en el mundo, rankeada por el diario británico Financial Times como la mejor en Europa y octava a nivel mundial.

Similar a este formato, en el que se combinan las clases virtuales con actividades presenciales, es la MBA online con especialidad en dirección financiera que ofrece ESERP Bussines School, que ofrece una opción semipresencial en Barcelona y Madrid, en la que el estudiante puede asistir hasta a 60% de clases presenciales, y conservar el estudio y la evaluación en línea. En México, además, la ESERP mantiene un convenio de colaboración con el Tecnológico de Monterrey.

Otras escuelas y universidades españolas que destacan por contar con estudios de grado y posgrado en línea y presencial son la Universidad Católica de Murcia, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Salamanca.

Experiencia y tradición

En todos los niveles de estudios, la Universidad de Salamanca (USAL, fundada en 1218) cuenta con 458 estudiantes mexicanos matriculados. Este año, en septiembre y por primera vez en su historia, se instaló su Oficina de Representación Permanente en México, con sede en Ciudad Universitaria, que ayuda a vincular a estudiantes mexicanos con instituciones españolas y difundir en nuestro país su oferta académica.

“Los estudiantes mexicanos prefieren estudiar especialidades en derecho, ciencia política y estudios latinoamericanos”, explica la doctora Marta Fuertes, directora de la Oficina de Representación de la USAL en la UNAM.

Los estudiantes que deseen estudiar en la universidad por donde pasaron Hernán Cortés y Luis de Góngora, pueden aplicar a la convocatoria de tres paquetes de becas para estudiantes latinoamericanos, todos ellos cofinanciados por el Banco Santander.

Además, la USAL cuenta con becas del Grupo Coimbra; con estudiantes e investigadores del programa Erasmus Mundus, y 36 convenios de cooperación con universidades mexicanas, de los cuales 5 son de intercambio: con la BUAP y UDLAP, de Puebla; la Universidad Iberoamericana Campus Ciudad de México; la UNAM, y el Instituto Tecnológico de Monterrey.

El Espacio Iberoamericano del Conocimiento

Sin mencionar a los Estados Unidos —en donde según el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) hay más de 35,000 estudiantes matriculados cada año— España es el país de Iberoamérica preferido por los estudiantes de educación superior que se especializan en todas las áreas del conocimiento.

El constante flujo entre mexicanos y españoles aporta a la consolidación de un Espacio Iberoamericano del Conocimiento, proyecto de la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), que a través del Centro de Altos Estudios Universitarios (CAEU), busca ampliar y diversificar esta red de estudiantes, investigadores y académicos.

De acuerdo con la Consejería de Educación de la Embajada de España en México, la movilidad de mexicanos en España es del orden de los 10,000 estudiantes al año.

De 2010 a 2015, esta cifra alcanzó casi 40,000 estudiantes que fueron a España a formarse; de estos, la matrícula registrada en las 85 universidades (públicas y privadas) que integran la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, fue de 4,300 estudiantes mexicanos.

La otra mitad incluye a ciudadanos con doble nacionalidad (5,500 mexicanos han adquirido la nacionalidad por residencia desde 2010 y unos 37,000 la adquirieron de origen por la denominada ley de nietos); así como los estudiantes que se trasladan a España para un intercambio de corta duración o un curso de especialización en alguno de los 78 parques científico-tecnológicos, o los 322 institutos de investigación que integran el sistema educativo superior español.

La presencia académica de mexicanos en España también incluye a un centenar de docentes, profesores e investigadores que desarrollan sus proyectos y son catedráticos en alguna universidad española. La de Valencia, por ejemplo, reconoció con el Honoris Causa —en mayo del año pasado— al genetista Antonio Lazcano y al cardiólogo José Jalife Sacal.

Científicos españoles destacados en México son los ganadores del Premio México de Ciencia y Tecnología 2014 y 2015: el también genetista Andrés Moya Simarro y Carlos Martínez Alonso, profesor-investigador del Centro Nacional de Biotecnología, con sede en Madrid.

Trabajo por la reciprocidad

Si bien España es la primera opción para los estudiantes mexicanos, para los españoles, México no es la primera opción. Los estudiantes ibéricos tienen en Europa su ámbito más cercano de movilidad académica al formar parte del Espacio Europeo de Educación Superior.

De acuerdo con la Consejería de Educación de la Embajada de España en México, otra causa de la asimetría tiene que ver con el trámite de homologación y validación de títulos universitarios; mientras que España ha revalidado y homologado desde 2009 casi 5,000 títulos universitarios de ciudadanos mexicanos, el gobierno mexicano cuenta con 230 expedientes.

Estos "obstáculos burocráticos" dificultan el proceso de revalidación de títulos y de obtención de la cédula profesional y, en consecuencia, dificultan la movilidad de estudiantes y docentes de España a México.

Mención aparte merece el estereotipo de inseguridad que no corresponde con la realidad global; pero hay casos que vinculan a ambos países, que afectan la imagen de México.