La era digital llega a la moda masculina

En las colecciones para la primavera y el verano de 2014, los diseñadores ofrecen a los hombres que siguen la moda algunas posibilidades para reflejar en su look la era digital.

Los escándalos de espionaje y escuchas telefónicas, la selección de noticias y el uso de datos personales de las redes sociales para fines de marketing: la avalancha de información digital y los ataques subrepticios a la privacidad también han inspirado a los modistos e influyen en sus diseños. Por ejemplo, en la moda masculina los diseñadores presentan americanas ligeras sin forro y con costuras claramente visibles. En su informe de temporada, el Instituto Alemán de la Moda interpreta esta tendencia como expresión de la transparencia intimidante que experimentan cada vez más los usuarios de Internet.

En las colecciones para la primavera y el verano de 2014, los diseñadores ofrecen a los hombres que siguen la moda algunas posibilidades para reflejar en su look la era digital. Las técnicas digitales también abren la puerta a enfoques totalmente nuevos para el diseño y la producción. "Por ejemplo, las camisas o las camisetas llevan en primavera y verano motivos diseñados y producidos digitalmente", dice el director del Instituto Alemán de la Moda, Gerd Müller-Thomkins. "Los diseñadores han desarrollado estampados que no se habían visto hasta ahora, por ejemplo imágenes futuristas que sólo se pueden diseñar en la computadora".

Alexander Radermacher, director de moda de la empresa alemana Igedo Company, define la moda para la primavera y el verano con el lema "futurismo radical".

El sinnúmero de posibilidades tiene la ventaja de que cada quien puede encontrar lo que le gusta y lo que le queda bien. Müller-Thomkins llega a la siguiente conclusión: "Con tales motivos individuales, el hombre que sigue las tendencias de la moda mantiene el poder sobre la imagen que tiene de sí mismo en un mundo en el que los datos se copian, se reenvían y se comparten de forma masiva".

Alexander Radermacher, director de moda de la empresa alemana Igedo Company, que organiza varias ferias de la moda, define la moda para la primavera y el verano con el lema "futurismo radical". Y explica por qué: "A los hombres les gusta más que nunca experimentar". Y la individualidad es cada vez más importante para ellos. Esta tendencia también se expresa con textos impresos en las camisetas, como las de Conque ("easy way up") y 7 For All Mankind ("good vibes by going west").

Los hombres especialmente interesados en la moda o incluso los excéntricos pueden encontrar en las tiendas el look Allover Print, es decir, estampados en todas las prendas, de la cabeza a los pies. Por ejemplo, en la colección de prendas con motivos acuáticos de Kenzo vemos telas relucientes con patrones de líneas o de camuflaje.

Los estampados gráficos y los patrones de camuflaje están muy presentes no sólo en las marcas de lujo, sino también en grandes cadenas como 7 For All Mankind. Hugo tiene en su colección un abrigo con un patrón de camuflaje en varios tonos de azul. El hombre incluso viste prendas con estampados florales: Cinque tiene un polo de un verde ligeramente apagado con amarillo y rojo, y Boss Orange ofrece un pantalón gris con zarcillos de color beige. Alberto eligió ornamentos para un pantalón corto. Los aspectos naturales también se expresan de otra manera en la moda, por ejemplo en una tela que parece haberse desteñido por el sol. Gerd Müller-Thomkins interpreta esta tendencia como añoranza de la naturalidad y de autenticidad artesanal en un mundo tecnológico.

Los estampados gráficos y los patrones de camuflaje están muy presentes no sólo en las marcas de lujo, sino también en grandes cadenas.

Con "Artistas y rosas", la marca Burberry ha traspasado una de sus colecciones para la temporada con el uso de tonos chillones que se pueden ver en los arriates: verde y amarillo, pero también colores algo extravagantes para el hombre como el rosa y los tonos rojizos. Burberry tiene, por ejemplo, una camisa roja con pequeñas flores blancas.

Otros fabricantes también han optado preferentemente por tonos pastel del espectro rosa y rojo. Por ejemplo, Atelier Torino tiene una americana de color rosa fuerte combinada con una camisa con flores, mientras que Sisley presenta un pantalón corto de color rosa suave. El Instituto Alemán de la Moda señala con respecto a las novedades en su informe que ha detectado principalmente tonos luminosos y fuertes y muchos elementos transparentes en las telas. El clásico del verano son los trajes ligeros. El lino, una tela muy usada para los trajes, aparece en muchas colecciones como prelavado, explica Müller-Thomkins. De esta manera, el lino adquiere un aspecto parecido a la mezclilla, como se puede observar en la colección de Sisley.

En términos generales, el estilo del hombre que sigue la moda en la primavera y el verano de 2014 es bastante clásico, según Müller-Thomkins. "Sin embargo, lo clásico se rompe con accesorios modernos y con colores que hasta la fecha han sido más bien inusuales". El look es relajado. Los vaqueros y los chinos, muy populares durante la pasada temporada, siguen estando en boga.

Por otra parte, los llamados pantalones de pescador, que durante mucho tiempo estaban muy mal vistos pero que ya eran una tendencia en las últimas temporadas, ahora están "totalmente de moda", dice Radermacher. Fabricantes como Daniel Hechter y Boss demuestran con sus modelos para los catálogos que esos pantalones, combinados con camisa y blazer, pueden quedar bien. Además, en las actuales colecciones se puede observar, más que en los años pasados, que los diseñadores recurren a detalles de la moda deportiva y outdoor. El experto en moda concluye a base de sus observaciones que los hombres pueden vestirse a la moda conscientemente, exhibiendo al mismo tiempo un look relajado y lleno de imaginación.