Los millennials prefieren hacer ejercicio que beber

Una encuesta en Reino Unido, revela que los jóvenes de entre 16 y 24 años prefieren llevar una vida (y finanzas) saludable a excederse en el consumo de bebidas alcohólicas. 
Los jóvenes prefieren llevar un estilo de vida saludable que ingerir en exceso bebidas alcohólicas.
Los jóvenes prefieren llevar un estilo de vida saludable que ingerir en exceso bebidas alcohólicas. (Shutterstock)

Ciudad de México

Una encuesta hecha por la Oficina Nacional de Estadísticas de Gran Bretaña encontró que sus jóvenes cada vez ingieren menos bebidas alcohólicas. Las principales causas son, aunque no lo creas, un estilo de vida saludable o la incapacidad de comprarlas.

La encuesta, realizada en 2014, arrojó que el 48 por ciento de los participantes de entre 16 y 24 años (generación millennial) habían consumido alcohol en la semana en la que fueron  entrevistados, comparado con el 66 por ciento de los participantes de entre 45 y 64 años.

Pero el que menos personas jóvenes tomen alcohol no significa que las unidades también se redujeron. El ejercicio asegura que el 17 por ciento de los jóvenes participantes consumen en promedio 14 unidades de alcohol, el límite recomendado por el gobierno inglés, en comparación con el 2 por ciento de los de más de 65 años.

De acuerdo a un estudio realizado por la encuestadora británica Demos, el principal motivo por el cual los jóvenes dejan de lado el consumo de bebidas alcohólicas es la salud.

El 66 por ciento de los encuestados de entre 16 y 24 años, dijeron estar mucho más conscientes de las consecuencias que ingerir alcohol de manera excesiva podría traerles, mientras que el 19 por ciento aseguró que el alcohol no forma parte de su vida social.

Pero eso no es todo, el 55 por ciento de los participantes cree que actualmente es más caro comprar alcohol a comparación de hace 10 años. Y el 42 por ciento cree que el pasar tiempo en las redes sociales ha hecho que el consumo vaya a la baja.  

Los resultados demuestran que los millennials no sólo se preocupan por su salud, sino también por cuidar su economía y que, tal vez, las redes sociales no son tan malas como se cree. 

En México, el panorama es diferente. Datos de la última Encuesta Nacional de Adicciones realizada en 2011, demostró que la población de entre 12 y 17 años pasó de 7.1 por ciento en 2002 a 14.5 por ciento en 2011 en consumo mensual de alcohol; sin embargo el porcentaje de jóvenes que consumen alcohol diario se mantuvo estable entre 2002 y 2011.