Elige la computadora perfecta

Te decimos cómo escoger la máquina según las características técnicas (no te preocupes, también te explicamos qué quieren decir).
Si solo vas a escribir textos, hojas de cálculo, tareas sencillas administrativas y navegar por internet puedes optar por una computadora ligera de menor costo que te permita aprovechar la nube.
Si solo vas a escribir textos, hojas de cálculo, tareas sencillas administrativas y navegar por internet puedes optar por una computadora ligera de menor costo que te permita aprovechar la nube. (Foto: Shutterstock)

Las ofertas son tentadoras. Los vendedores, amables. ¡Tu cartera tiene dinero! Esta es la fórmula perfecta para hacer una compra de la cual te puedas arrepentir si no la piensas bien.

Lo primero que debes preguntarte es: ¿para qué quiero una computadora?

Hoy en día muchas funciones, que antes requerían un gran procesador, memoria de disco duro, RAM o un sin fin de especificaciones técnicas, son posibles gracias a servicios en la nube o virtuales, que lo único que piden es una conexión a internet.

Si vas a usar la máquina para escribir en procesadores de texto, hacer hojas de cálculo, presentaciones para conferencias o exposiciones, navegar en Internet y revisar tus redes sociales, no necesitas un monstruo, sino una computadora ligera para hacer todo esto incluso en la nube. Y la buena noticia es que a veces estas opciones con las más baratas.

Segundo, debes saber si la vas a usar en casa o si piensas llevarla, como tus llaves, a todos lados para trabajar. Incluso si tu opción es una laptop, hoy en día esa computadora puede ser la única que necesites, solo hazle un espacio en el escritorio de casa y listo.

Tus respuestas te darán una primera guía. Pero debes también analizar los siguientes elementos para dar el salto y hacer esa compra geek de la mejor computadora.

El cerebro, el procesador

Entre más poderoso, más capacidad de realizar tareas y más rápido, ya sea que puedas utilizar software o programas más complejos. Tendrás dos opciones de marcas, Intel y AMD.

Cada marca de procesadores tiene varios modelos y los veras anunciados en las características de las computadoras como Intel i3, i5, Celeron, AMD A4, A10, E1, y otros más, junto a un determinado número de núcleos (doble, cuádruple) y una velocidad en Gigahertz (GHz).

Lo importante aquí es que entre más núcleos mejor, y aunque los GHz son la velocidad a la cual corren, esta velocidad es más ágil si tiene más núcleos, por eso aunque no sea tan veloz en GHz, si tiene varios núcleos tu experiencia será óptima.

Memoria, RAM

Esta es la memoria que permite realizar varias tareas o correr los programas más rápido y sin que “se ponga lenta o se trabe” tu computadora. Aquí sí, entre RAM, mejor, pero la capacidad de esa memoria dependerá de la tarjeta madre de la computadora, así que pregunta antes de comprar el equipo, cuál es el máximo de memoria RAM pues en un momento dado, puedes mejorar o hacer más “rápida” tu computadora con tan solo ampliar esta memoria y no comprando un equipo nuevo.

GPU o tarjeta de video

Este componente ayuda a realizar tareas de edición de video complejas, animación o jugar videojuegos de manera óptima. Ayuda a que el procesador y RAM realicen más tareas, es decir la hacen más potente.

La mayoría de las laptops traen integrada esta tarjeta en el procesador central, así que no te preocupes si compras un equipo portátil. En el caso de una de escritorio, solo es muy necesaria si se va convertir en una isla de edición o en la mejor consola de videojuegos.

El disco duro

Hoy hay discos de estado sólido o Solid State Drive (SSD, por su siglas en inglés) también llamada memoria Flash, es decir como memorias USB de alta capacidad, que permite que la computadora sea más rápida, y los datos en el disco menos propensos a dañarse, si la computadora tiene un disco de este tipo será mucho mejor.

Verás capacidades de 500GB hasta un TB en los equipos más vendidos hoy en día. Un usuario escolar o no de uso rudo, con un disco de 500Gb borrando cosas innecesarias o administrando bien los archivos tendrá más que suficiente. Un TB es ya una cantidad que sirve si se van editar fotos, videos o hacer tareas complejas con archivos que sean muy pesados.

Recuerda que no por más cara será mejor tu computadora. Siempre que compres un equipo pregunta la garantía que te dan por reparación o cambio, también averigua si hay centros de servicio en tu ciudad, y si ofrecen soporte técnico en línea o por teléfono que te ayude a solucionar cualquier problema que surja con tu nuevo equipo.

*Fernando Santillanes es editor de tecnología en Grupo Milenio.