• Regístrate
Estás leyendo: El Dorado
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 10:07 Hoy

El Dorado

Este atardecer regiomontano evoca a la legendaria ciudad que supuestamente se ubicaba en el antiguo Virreinato de Nueva Granada, región que hoy ocupa Colombia.
Publicidad
Publicidad

Quién no recuerda aquellos nombres de famosos aventureros y, por qué no decirlo, de buscadores de tesoros inmensos en pos de riqueza y gloria? Hombres como Alfonso de Alvarado, Francisco de Orellana, Juan Ponce de León o Sir Walter Raleigh, todos y otros más, que buscaron infructuosamente la legendaria ciudad El Dorado, supuestamente ubicada en el territorio del antiguo Virreinato de Nueva Granada, que era la región que hoy ocupa el país de Colombia.

La leyenda se origina en el siglo XVI, en Colombia, cuando los conquistadores españoles tienen noticias de una ceremonia realizada más al norte, donde un rey se cubría el cuerpo con polvo de oro y realizaba ofrendas en una laguna sagrada. A medida que pasó esta historia de boca en boca, fue creciendo el mito hasta terminar en una ciudad construida con oro, palacios, pirámides y caminos, lo que motivó grandes expediciones para encontrar tan inmenso y preciado tesoro. Hoy en día se sabe que este pueblo era el Muisca y el sitio donde se realizaba la ceremonia habría sido la laguna de Guatavita (Colombia), pero una cosa fue la ceremonia y otra muy distinta el tamaño del mito.

Luego, varios siglos después, la gente vio con incredulidad la era de abundancia, gracias a los petrodólares, de Kuwait, sus paseos dorados, sus impresionantes oficinas públicas, el desarrollo de la metrópoli, la Gran Mezquita que en los años ochentas del siglo pasado tuvo un costo de cien millones de dólares.

Pero luego de hacer la imagen que hoy acompaña a esta entrega, parece que todos se han equivocado, de haber visto un atardecer regiomontano sabrían dónde está el verdadero El Dorado.

Por supuesto, el párrafo anterior es una exageración, si bien Monterrey es una ciudad donde la industria y el comercio han sido trascendentes para su desarrollo, con o sin esos efímeros tonos de algunos atardeceres, es relevante mencionar que esos colores mucho tienen que ver con las partículas suspendidas y la absorción del espectro de luz, es decir, un fenómeno que los científicos han llamado “Dualidad Onda-Partícula”.

Como pueden observar, el fenómeno del color dorado esa tarde solo es observable donde hay luz, en las zonas sin luz los colores son los que deben ser.

Sus comentarios o preguntas los pueden dirigir a: mexhunter@gmail.com

También pueden visitar mi muro de Facebook: https://www.facebook.com/cesar.quiroga.75685,

o en Twitter como @astrocolors



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.