Un día en la vida de la reina Isabel II

Durante un día, la monarca británica realiza diversas actividades que van desde leer cartas que recibe del público, reunirse con mandatarios o asistir a actos públicos.

La reina Isabel II realiza diversas actividades todos los días, de hecho, su círculo cercano asegura que no hay dos días iguales para la monarca británica.

Tiene dos tipos de deberes: los públicos y los privados. En los primeros tiene que asistir a las ceremonias, recepciones y visitas en el Reino Unido o en el extranjero. Por otro lado, cuando se encuentra lejos de las cámaras sus actividades diarias incluyen la lectura de cartas del público, documentos oficiales y notas informativas; audiencias con ministros o embajadores políticos; y reuniones con sus secretarios privados para discutir el diario de negocios.

Incluso cuando se encuentra lejos de Londres, en la residencia de Balmoral o Sandringham, recibe los papeles oficiales y está plenamente informada de los asuntos que afectan a su reino.



EN LA MAÑANA

La reina británica comienza leyendo los periódicos británicos y revisando su correspondencia. Algunas veces pueden llegar a ser más de 300 cartas del público, por lo que selecciona algunas y le dice a su personal la forma en que deben ser contestadas. Después ve por separado a sus secretarios privados para revisar la cuota diaria de papeles y documentos oficiales, este proceso tarda más de una hora.

En algunas ocasiones, Isabel II asiste a reuniones oficiales donde se reúne con gente importante como embajadores extranjeros o altos comisionados, embajadores británicos recién nombrados, obispos ingleses y miembros de alto rango de las fuerzas armadas británicas y de la Commonwealth sobre su nombramiento y cese. Cada reunión dura de 10 a 20 minutos y, por lo general, sólo asisten la reina y su visitante.

La lista de personalidades también incluye ganadores de premios o reconocimientos de la literatura o la ciencia; si hay una investidura para presentar órdenes, decoraciones o medallas, el acto comienza a las 11:00 horas y dura poco más de una hora.

Para la hora de la comida, la reina y su esposo Felipe, el duque de Edimburgo, comen en privado. En algunas ocasiones pueden estar acompañados de algún invitado extranjero o de algún gobierno. Cuando la pareja tiene compromisos públicos suelen almorzar con las personas de lugares como los ayuntamientos hasta hospitales.


EN LA TARDE

Después del medio día, la reina asiste a menudo a actos públicos. Ella suele preparar cada visita y decide que se hará durante cada acto protocolario. Los compromisos reales son cuidadosamente seleccionados, pero si son fuera de Londres estonces se traslada vía aérea en un helicóptero o en un avión de la Real Fuerza Aérea.

La reina lleva a cabo alrededor de 430 compromisos al año (incluidos los públicos) para conocer gente, develar placas o dar discursos. Los eventos incluyen visitas a las escuelas, hospitales, fábricas, unidades militares, galerías de arte, asilos, albergues y otras organizaciones británicas y de la Commonwealth.

Si el duque de Edimburgo acompaña a su esposa, las actividades pueden ser de forma conjunta o por separado para asegurar que visitan más personas y organizaciones.


EN LA NOCHE

Antes de terminar el día, la reina se reúne los miércoles a las 18:30 horas con el Primer Ministro, esto ocurre al menos una vez por semana cuando ambos están en Londres. Estas reuniones son confidenciales y no existe ningún registro escrito.

Algunas noches, la monarca puede asistir a un estreno de cine, conciertos benéficos o una recepción de alguna organización, del mundo del diseño o de la música británica.