Las 10 bromas más pesadas del Día de los Inocentes

Algunas bromas del Día de los Inocentes no han sido tan inocentes. Aquí un listado de las diez bromas de peor gusto que se han publicado en esta fecha.
Una imagen de la supuesta muerte de Donald Trump.
Una imagen de la supuesta muerte de Donald Trump. (Facebook Warp)

Ciudad de México

Aunque en México y otros países celebramos el Día de los Inocentes el 28 de diciembre con noticias falsas y bromas de todo tipo, en otros países esa costumbre tiene lugar el 1 de abril y se llama April Fools' Day. Y si bien casi siempre todo termina en risas y sorpresas, a veces el poco tino de los bromistas ha hecho que el asunto llegue demasiado lejos. Aquí, las bromas más pesadas y de peor gusto del Día de los Inocentes.

TE RECOMENDAMOS: El oscuro origen del Día de los Inocentes en México.

10. Las bromas de la BBC — Londres

La British Broadcasting Company tiene un largo historial de bromas pesadas del Día de los Inocentes: todo empezó en 1957, cuando informaron que unos granjeros suizos habían conseguido cultivar un árbol que producía espagueti; en 1965, anunciaron que se había desarrollado la tecnología para trasmitir aromas a través de la TV —algunos televidentes, sugestionados, afirmaron haber percibido un claro olor a cebolla—; en esa misma década, también hicieron correr la noticia de que el Big Ben se convertiría en un enorme reloj digital; finalmente, en 2008 lanzaron el corto de un supuesto documental sobre unos pingüinos voladores.

9. La muerte de Donald Trump — México

El pasado 28 de diciembre de 2016, la revista electrónica Warp publicó una foto en la que supuestamente aparece el presidente electo Donald Trump tirado en el piso, con la leyenda: “Muere presidente electo Donald Trump. Estaremos informando”. Si bien algunos lectores aplaudieron la “inocentada” —la cual, honestamente, dudamos que alguien haya dado por cierta—, los editores de Warp recibieron duras críticas por ella.

8. Se adelantó la fecha de entrega — Ontario, Canadá

En noviembre de 2003, Glenn Howlett, gerente de servicios comunitarios de London —una ciudad al suroeste de Ontario, Canadá— vacacionaba en las montañas de Banff, cuando recibió un supuesto comunicado del Ayuntamiento fechado el 1 de abril, que adelantaba la entrega de un laborioso reporte y le dejaba tan sólo dos semanas. Howlett suspendió sus vacaciones, regresó a su oficina y se puso a trabajar con tal intensidad y bajo un estrés tan grande que empezó a sentir palpitaciones en el pecho y terminó hospitalizado; al darse cuenta de que no valía la pena arriesgar su salud, solicitó su retiro voluntario, luego de 30 años de servicio… sólo para darse cuenta de que todo había sido una “inocentada”. A partir de entonces, el gobierno canadiense prohibió todo tipo de bromas en sus oficinas.


8. El fin del mundo es mañana — Filadelfia, EU

El 31 de marzo de 1940, el instituto Franklin de Filadelfia anunció el inminente fin del mundo, publicando una noticia que afirmaba que un grupo de científicos había llegado a la terrible conclusión de que a nuestro planeta sólo le quedaban 24 horas de existencia. La noticia fue propagada por estaciones de radio locales, lo que provocó una ola de pánico en la ciudad.

7. Un volcán que hace erupción — Alaska, EU

La mañana del 1 de abril de 1974, los habitantes de la localidad de Sitka fueron testigos de una imagen inquietante: del enorme volcán extinto que se encontraba cerca de la ciudad brotaban columnas de humo gris que llegaban hasta el cielo. Cuando todos se disponían a evacuar la ciudad, se dieron cuenta de que todo fue obra de Porky Bickar, un bromista lugareño que había transportado cientos de neumáticos en helicóptero hasta el cráter y les prendió fuego. No se sabe si el chistoso fue castigado, multado o expulsado del pueblo.

5. El resurgimiento del Bloque del Este — Rusia

En 1996, la agencia rusa de noticias Itar-Tass hizo una broma que hizo reír a muy pocos: en un cable, afirmaban que el Parlamento ruso discutía la posibilidad de revivir el Pacto de Varsovia y volver a conformar el bloque de países socialistas que durante décadas confrontó a la OTAN. El reporte fue difundido por agencias noticiosas de la República Checa y Bulgaria, causando alarma generalizada. Horas después, la agencia aclaró que todo era una broma.

4. El asesinato de un líder chiíta — Israel

En 1986, Radio Israel trasmitió la escabrosa noticia de que Nabih Berri, líder del Movimiento Amal —una organización islamista chiíta— había sido asesinado. De inmediato, la información elevó las tensiones en la zona del Medio Oriente. No obstante, autoridades del ejército israelí rápidamente denunciaron que la falsa noticia había sido “sembrada” por un oficial que quiso jugar una broma… pero acabó siendo sometido a corte marcial.

TE RECOMENDAMOS: Pornhub jugó la broma más pesada el Día de los Inocentes

3. La liberación de prisioneros — Rumania

En abril del año 2000, el periódico rumano Opinia publicó una noticia en la que se sostenía que los prisioneros de la prisión Baia Mare serían liberados ese mismo día. El problema fue que sesenta personas cayeron en la trampa e hicieron el viaje hasta la prisión, con la esperanza de reunirse con sus seres queridos que eran prisioneros en Baia Mare. El diario se vio forzado a publicar una disculpa pública al día siguiente.

2. La broma final del embajador iraquí — Moscú

El 1 de abril de 2003, pocos días antes de la caída del gobierno de Saddam Hussein, el embajador iraquí en Rusia, Abbas Khalaf Kunfuth, convocó a una conferencia de prensa en la que muchos esperaban que se anunciaría la inminente derrota de su gobierno. En lugar de eso, Kunfuth leyó en voz alta un supuesto flash informativo que anunciaba: “El ejército de los Estados Unidos accidentalmente ha soltado un misil nuclear sobre tropas británicas, matando a siete soldados”. Luego de un instante de sorpresa y silencio, el embajador sonrió, soltó un burlón “April fools!” y se fue.

1. Las bromas de Saddam Hussein y sus hijos — Irak

Las palmas en esto de las bromas de pésimo gusto en el Día de los Inocentes se las lleva el malogrado dictador iraquí Saddam Hussein y sus hijos. La primera de ella tuvo lugar el 1 de abril de 1998, cuando el diario Babil —propiedad de Uday Hussein, hijo de Saddam— publicó que el entonces presidente estadunidense Bill Clinton había levantado las sanciones económicas contra el país; la población celebró la noticia, pero el gusto les duró muy poco. Al año siguiente, Uday repitió la dosis: en esta ocasión, anunció que las raciones mensuales de comida que recibía el pueblo incluirían, a partir de ese momento, chocolate, plátanos y Pepsi. Lo peor del caso es que los Hussein repitieron las mismas bromas año tras año.


FM/ASS