Desafíos de Amplitud

ARCO Arquitectura Contemporánea supo conjugar armónicamente espacios abiertos y elegancia en un departamento de recién casados en la Ciudad de México.
Madera de aceite, mármoles y papel tapiz son los materiales para los acabados, que le dieron al departamento homogeneidad y la calidez propia de una casa.
Madera de aceite, mármoles y papel tapiz son los materiales para los acabados, que le dieron al departamento homogeneidad y la calidez propia de una casa. (Cortesía)

En las grandes capitales vivir en un lugar amplio es un lujo y, si es que ya que se cuenta con uno, encontrar el balance entre los espacios es un reto. Así sucedió con esta vivienda de 350 m2, ubicada en Citadel, al poniente de la Ciudad de México, propiedad de una pareja de recién casados que optó por un gran departamento pensando en agrandar la familia en un futuro.

Las soluciones las dio ARCO Arquitectura Contemporánea, con José y Bernador Lew Kirsch a la cabeza del proyecto. Los principales desafíos fueron lograr el equilibrio entre espacios abiertos y la elegancia, así como dar flexibilidad suficiente para los cambios que se presentarán cuando lleguen los nuevos integrantes de la familia.

Conectar las áreas sociales y las privadas para mantener una comunicación fluida era indispensable, y fue posible al convertir el vestíbulo en el eje del proyecto, permitiendo así que las habitaciones posean la atmósfera adecuada sin parecer aisladas.

Madera de aceite, mármoles y papel tapiz son los materiales que Arco eligió para los acabados que consiguieron la calidez propia de un hogar y dar homogeneidad a todo el departamento.

Hay quienes piensan que la decoración de un espacio debe estar en relación a una pieza principal. No sabemos si ese fue el criterio de los arquitectos, pero en la sala inmediatamente llama la atención un piano de media cola que habla de la armonía del lugar y el gusto por la música de quienes ahí habitan.


Otro de los centros de reunión es la cocina, espacio que destaca por su personalidad gracias al binomio blanco y negro, aplicado al piso, los muros, las lámparas y el mobiliario.


La calidez, la elegancia y la armonía que se extienden por todo el departamento hacen que el equipo de Arco sea uno de los favoritos cuando de amplitud se trata.