Redecora tu casa por menos de mil pesos

Un par de espejos, un poco de color en tu habitación o unas repisas le darán un nuevo aire a cualquier habitación; lo mejor es que no debes gastar mucho dinero. 
Con detalles muy pequeños como unos espejos o unas repisas, puedes darle nueva vida a cualquier habitación.
Con detalles muy pequeños como unos espejos o unas repisas, puedes darle nueva vida a cualquier habitación. (Especial)

Ciudad de México

Para darle un cambio a una habitación no es necesario tirar paredes o comprar todo un set de muebles nuevos, con un ligero cambio de color o unos cuantos espejos puedes hacer que tu sala o recámara se vea diferente.

Lo mejor es que no tienes que esperar a que algún experto lo haga por ti. En los últimos años, la tendencia de hágalo usted mismo o DIY (do it yourself, por sus siglas en inglés) ha hecho más fácil encontrar lugares en donde puedas comprar todo lo necesario para llegar a tu casa y poner manos a la obra.

TE RECOMENDAMOS: Tendencias 2017 para la decoración de interiores

Por eso, te damos cuatro opciones sencillas y económicas con las que puedes darle un nuevo ambiente a cualquier habitación o poner orden en la cocina o clóset.

Espejos

No necesitas hacer grandes cambios en tu sala o comedor para darle un toque diferente. Con unos pequeños espejos en la pared puedes hacer la diferencia.

Si colocas espejos pequeños alineados o medianos en pares, puedes hacer que el espacio se vea más ordenado y armonioso; por el contrario, si los colocas en zigzag crearás una ilusión de movimiento.


Ahora que si lo que necesitas es crear una ilusión de amplitud, un espejo horizontal que refleje una ventana será de gran ayuda. También puedes poner espejos en las puertas o clósets para hacer que tu recámara se vea mucho más amplia.

Lo mejor es que no necesitas más que un par de clavos y un martillo, aunque también puedes comprar adhesivos resistentes tipo estampita en caso de que no te permitan hacer hoyos en las paredes.

Repisas

Si te falta espacio para poner libros o fotos, qué mejor que una repisa flotante. Éstas son fáciles de instalar y suelen ser fuertes y resistentes a tal grado que pueden soportar el peso de una televisión. Lo mejor es que las hay desde menos de 200 pesos y no suelen rebasar los mil.

Puedes decorarlas con macetas pequeñas con suculentas o alguna plantita que no requiera ni mucha agua ni mucho sol.

Para colocarla necesitas medir el espacio que necesitará, un taladro y un nivel para verificar que esté derecha (hay aplicaciones que te ayudarán con eso). Algunas repisas incluyen los taquetes y tornillos o brazos que necesitas y antes de poner cualquier cosa, asegúrate que están bien sujetas a la pared.


Estantes para dar orden

Ya sea para poner libros, ropa, artículos de lavandería o como elemento de decoración, un estante de aluminio le dará un toque moderno a cualquier espacio.  

Si lo vas a utilizar como elemento de decoración, puedes utilizar canastas de mimbre o de tela y poner pequeñas macetas con plantas.

Lo mejor es que como están diseñados para uso pesado, son perfectos para poner todos los detergentes y limpiadores si está en el cuarto de lavado o en la cocina puede servir para poner los utensilios de cocina o tazones y platos grandes.


Pinta paredes

Una habitación puede cambiar radicalmente con sólo un poco de pintura. Actualmente, una de las tendencias más fuertes es utilizar colores intensos y profundos para que contrasten con un tono claro o neutro en el resto de las paredes.

Por ejemplo, puedes pintar tres paredes color beige y la cuarta pintarla con un color vino o púrpura. También puedes hacer patrones geométricos en las paredes con la ayuda de cinta adhesiva y utilizar diferentes colores.


Lo más recomendable es buscar una pintura que sea resistente, pues con el tiempo se va cayendo y quedan partículas de pintura seca en el ambiente.

Si estás en busca de un tono en particular o quieres igualar el color de una de tus cobijas favoritas para la pared de tu recámara, te recomendamos que vayas a Home Depot. Ahí se encargarán de igualar el color a partir de un trozo de papel o de tela, y si ya tienen el tono que quieres, puedes ordenarlo en línea para que te lo manden a domicilio. 

Dale un nuevo uso a las cosas

Un tubo de clóset puesto dentro de los gabinetes de la cocina te puede ayudar a tener en orden las tapas de las ollas, mientras que un organizador de aluminio, que generalmente iría en el baño, puede usarse al interior del gabinete para poner el jabón para trastes o los químicos que necesites para limpiar el baño.

Ahora que si buscas algo más sencillo, puedes convertir una zapatera de tela en un organizador de juguetes o de artículos de bebé, como pañales y toallitas húmedas. También puedes convertirla en un huerto vertical para que tengas romero o albahaca fresca en tu cocina todo el año.


Para esto último, lo único que necesitas es una zapatera de microfibra. Haz pequeños orificios en la base de cada uno de los compartimentos y llena con una mezcla de tierra y composta. Deja el espacio suficiente para que la plantita tenga espacio para ser regadas y listo. Ya tienes un huerto vertical.

Si lo que buscas es poner orden a tu clóset, puedes empezar por un porta cintos para colgar corbatas, bufandas o collares. Si lo que quieres es organizar tus bolsas, estos ganchitos también funcionan a la perfección.

Así que si no sabías qué hacer este fin de semana, tal vez sea momento de renovar tu casa. 


mrf