Declaran culpable a hombre por "pornografía de venganza"

Kevin Bollaert, de 28 años, fue declarado culpable de 27 cargos, como robo de identidad y extorsión, y enfrenta hasta 20 años de prisión por mantener un sitio de "porno de venganza".
El sitio subía imágenes de personas desnudas sin su permiso.
El sitio subía imágenes de personas desnudas sin su permiso. (Shutterstock)

San Diego, California

Un hombre de San Diego fue declarado culpable de mantener un portal cibernético de "porno de venganza" en el que personas colocaban fotos de sus ex amantes desnudos, quienes tenían que pagarle al hombre para retirar las imágenes.

Kevin Bollaert, de 28 años, fue declarado culpable el lunes de 27 cargos, como robo de identidad y extorsión, y enfrenta hasta 20 años de prisión. El jurado en el tribunal superior del Condado San Diego no consiguió un veredicto en dos cargos de robo de identidad y conspiración y el juez declaró juicio nulo en esos cargos.

Se piensa que es el primer veredicto de culpabilidad contra un operador de un portal de porno de venganza, aunque hace dos meses un hombre que colocó en Facebook fotos de su ex novia con el pecho descubierto fue condenado a un año de prisión por violar la nueva ley de California contra ese delito.

La ley fue promulgada en octubre del 2013, después de los incidentes por los que Bollaert está acusado. Es un delito colocar en internet fotos de desnudos identificables de una persona sin su permiso y con el intento de causar humillación y daños emocionales.

El término "porno de venganza" es usado porque la mayoría de las imágenes explícitas han sido colocadas en internet por antiguos amantes con intenciones de avergonzar a sus ex parejas tras el fin de la relación.

Entre el 2 de diciembre del 2012 y el 17 de septiembre del 2013, Bollaert permitió a personas colocar anónimamente más de 10 mil fotografías, mayormente de mujeres, en su ahora desaparecido portal ugotposted.com sin conocimiento los fotografiados, dijeron fiscales. También se incluyeron los nombres de las víctimas, ciudades donde vivían y otra información, así como enlaces con sus páginas en Facebook.

Bollaert tenía otro portal, changemyreputation.com, donde las víctimas podían pagar 350 mil dólares para que retiraran sus imágenes.

La fiscalía dijo que Bollaert consiguió decenas de miles de dólares por esos medios.

Más de una veintena de personas fueron nombradas como víctimas en la causa ante la corte. Algunas declararon que habían sufrido humillaciones y temor cuando vieron sus fotos privadas en internet, y la fiscal Tawnya Austin dijo a los jurados que muchas fueron hostigadas por personas que trataron de contactarlas en Facebook o por correo electrónico.