Marcas de dulces piden dejar de ser usadas por e-cigarettes

Thin Mint, Tootsie Roll y Cinnamon Toast Crunch, quieren asegurarse que sus marcas no se usen para vender una droga adictiva y hacerla atractiva para niños.
Empresas Thin Mint, Tootsie Roll y Cinnamon Toast Crunch, pelean para que sus golosinas no se apliquen a la nicotina líquida usada en cigarrillos electrónicos, para no hacerla atractiva para niños.
Empresas Thin Mint, Tootsie Roll y Cinnamon Toast Crunch, pelean para que sus golosinas no se apliquen a la nicotina líquida usada en cigarrillos electrónicos, para no hacerla atractiva para niños. (AP)

Estados Unidos

Dueños de marcas dirigidas a niños están peleando para impedir que nombres notables que llamen la atención a los niños, como Thin Mint, Tootsie Roll y Cinnamon Toast Crunch, sean aplicadas a la nicotina líquida usada en cigarros electrónicos. Quieren asegurarse de que sus marcas no se usen para vender una droga adictiva y hacerla atractiva para niños.

General Mills Inc., la organización Girl Scouts de Estados Unidos y Tootsie Roll Industries Inc. están entre varias compañías que enviaron cartas a los productores de nicotina líquida, demandando que dejen de usar las marcas y diciendo que pudieran tomar medidas jurídicas si es necesario.

Las acciones resaltan el debate sobre la variedad de sabores disponibles para los cigarros electrónicos, que calientan una solución de nicotina, creando un vapor que los usuarios inhalan. El mes pasado, la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) propuso regular los cigarros electrónicos pero no prohibió los sabores de dulces y frutas, cuyo uso en cigarros regulares está prohibido por temores de que pueda atraer a los niños.

El debate además es parte de la maduración de una industria que alcanzó el año pasado casi dos mil millones de dólares en ventas en Estados Unidos. Los usuarios de esos cigarros dicen que los usan para hacer frente a la adicción sin las miles de sustancias químicas que hay en los cigarrillos tradicionales.

Hay unos mil 500 productores de nicotina líquida en Estados Unidos e innumerables más en otros países que venden sabores desde tabaco hasta cola y cereza en internet y en tiendas minoristas, a menudo mostrando fotos de populares golosinas. Usar una marca como Thin Mint y Fireball trae a la mente sabores muy específicos para algunos, de una forma en que decir simplemente "canela" y chocolate menta" no lo hace.

"Usar el nombre Thin Mint — que es sinónimo de las Girl Scouts y de todo lo que hacemos para enriquecer la vida de las niñas— para promover cigarros electrónicos entre menores es engañoso y desvergonzado", dijo la portavoz de las Girls Scouts, Kelly Parisi, en una declaración.

El asunto de usar legalmente marcas conocidas en productos de cigarros electrónicos no es nuevo. Durante un par de años los fabricantes de cigarros R.J. Reynolds Tobacco y Philip Morris USA han peleado batallas legales con portales cibernéticos que usan los nombres e imágenes de las marcas Camel y Marlboro. Esas compañías ahora han lanzado sus propios cigarros electrónicos, pero sin usar sus principales marcas.