Facebook promete no ayudar con ciberataques

Varias empresas tecnológicas firmaron una promesa de no ayudar a los gobiernos a realizar este tipo de ataques. Amazon, Apple o Twitter no entraron en el acuerdo. 
La amenaza, conocida como "Heartbleed", expuso a millones de contraseñas y otra información delicada a un potencial robo de ciberpiratas que podrían haber explotado en secreto.
La amenaza, conocida como "Heartbleed", expuso a millones de contraseñas y otra información delicada a un potencial robo de ciberpiratas que podrían haber explotado en secreto. (Shutterstock)

San Francisco

Microsoft, Facebook y más de otras 30 compañías tecnológicas globales anunciaron una promesa conjunta de no ayudar en ninguna ofensiva gubernamental para realizar ataques informáticos.

El Acuerdo Tecnológico en Ciberseguridad, que promete proteger a todos los clientes de ataques independientemente de motivos geopolíticos o criminales, tiene lugar tras un año en que ocurrieron ciberataques destructivos a un nivel sin precedentes, incluyendo el del gusano global WannaCry y el devastador ataque NotPetya.

TE RECOMENDAMOS: Habrá ciberataques más destructivos en 2018: McAfee

El acuerdo también prometió establecer nuevas asociaciones formales e informales dentro de la industria y con investigadores de seguridad para compartir amenazas y coordinar las divulgaciones de vulnerabilidades.

La promesa se basa en una idea para un llamado Convenio Digital de Ginebra, que Smith presentó en la conferencia RSA del año pasado, una propuesta para crear un cuerpo internacional para proteger a los civiles de ataques informáticos patrocinados por estados.

Además de Microsoft y Facebook, otras 32 empresas firmaron el compromiso, incluidas Cisco, Juniper Networks, Oracle, Nokia, SAP, Dell y las firmas de seguridad informática Symantec, FireEye y Trend Micro.

La lista no incluye a empresas de Rusia, China, Irán o Corea del Norte, considerados ampliamente como los países más activos en el lanzamiento de ciberataques destructivos contra sus enemigos.

Grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos, como Amazon, Apple, Alphabet y Twitter, tampoco firmaron la promesa.


mrf