Creatividades expuestas

Platicamos con los integrantes de Círculo Cuadrado, agencia de relaciones públicas para la arquitectura y el diseño, quienes apoyan a estos profesionistas a realizar tan importante labor.
Lorenzo Díaz y Eugenia González, integrantes de Círculo Cuadrado, agenciade relaciones públicas para la arquitectura y el diseño.
Lorenzo Díaz y Eugenia González, integrantes de Círculo Cuadrado, agenciade relaciones públicas para la arquitectura y el diseño. (Cortesía Círculo Cuadrado)

México

Hace 21 años Lorenzo Díaz y Eugenia González empezaron a trabajar juntos en el área del diseño y la arquitectura. Él en el Grupo DI, empresa dedicada al diseño y fabricación de muebles y espacios para oficinas y ella como editora de una revista del mismo grupo. A través de su trabajo, el mundo de los arquitectos y diseñadores se fue convirtiendo en algo muy cercano a Eugenia, mientras que para Lorenzo, hijo de un arquitecto y una diseñadora industrial, ese era su ambiente natural. Fue al apoyar a una empresa de diseño en vidrio con un proyecto de promoción que se percataron de la gran necesidad que había en México de una agencia de relaciones públicas especializada en arquitectura y diseño. Su cercana relación con los profesionistas de estos giros y el profundo conocimiento de su trabajo fue lo que los impulsó.

¿En qué consiste su trabajo?

Nosotros tejemos redes, buscamos como si se tratara de un bordado fino, unimos un punto con otro. Nos encargamos de presentar al arquitecto o diseñador con la persona que lo va a ayudar a comunicar: el editor de una revista, un protagonista de otra área o un desarrollador. Y al presentarlo tenemos que hacerlo de tal manera que despierte en este las ganas de escuchar el mensaje que nos interesa comunicar. Para ello buscamos entender cuáles son los puntos fuertes de ese despacho o profesionista, sus capacidades, para después transmitirlo con los diferentes interlocutores. La mayoría de los arquitectos y diseñadores no tienen tiempo para dedicarse a las relaciones públicas, tampoco para hacer publicidad. Es por eso que las agencias tradicionales muchas veces fallan, creemos que los elementos comunes de mercadotecnia no funcionan. Nosotros entendemos que el trabajo creativo de estos profesionistas requiere de una serie de elementos y que en este continuo bordar siempre debemos estar en búsqueda de la siguiente puntada.

¿Hasta qué punto un arquitecto o diseñador se deja orientar o acepta que le digan cuáles son sus fortalezas?

A través de nuestra experiencia hemos llegado a entender muy bien a nuestros clientes y sabemos estructurar muy bien los caminos que los llevan a obtener lo que quieren sin que tengan que hacer nada que no les parezca. A veces hacemos el papel de un consultor, pues muchas veces el protagonista pareciera no saber para qué es bueno. Tras platicar con él y hacer una dinámica en conjunto, logramos sintetizar cuáles son sus fortalezas y tomarlas como el mensaje clave. La ventaja de ser externos a los despachos es que podemos cuestionarlos. Por supuesto que para esto se necesita tacto y conocimiento. Creemos que, como los médicos, nosotros hemos desarrollado un diagnóstico, buscamos ganarnos su confianza para que lo acepten.

¿Con qué expectativas de parte de los clientes se encuentran en un principio?

Un error en el que suelen caer, aunque cada vez menos, es creer que los vamos a ayudar a vender más. Nosotros siempre les decimos que lo que vamos a hacer es apoyarlos con sus esfuerzos de comunicación, y que por otra parte, ellos necesitan hacer esfuerzos comerciales. Son dos líneas complementarias, pero independientes, lo comercial depende del sector al que va dirigido su trabajo y se basan en la red de contactos que ellos mismos han desarrollado y depende de la exposición de su trabajo.

En todos estos años que llevan involucrados con la arquitectura y el diseño en México, ¿cuáles cambios han notado en estas profesiones?

En lo que a nosotros compete que es lacomunicación, las cosas se han vuelto mucho más complejas. Hay más canales, algunos tradicionales como las revistas y otros más recientes como el internet. Han surgido herramientas de marketing que antes no se utilizaban y que han logrado que el mercado sea más sofisticado. En cuanto a la arquitectura, hasta hace poco muchas de sus disciplinas no se habían separado, hoy en día existe la especialización en diferentes ramas y la competencia ha crecido, en especial, la que ha llegado del extranjero. En el mundo del diseño hace 25 años los diseñadores sufrían para ser considerados, pero actualmente ha empezado a surgir la necesidad del diseñador. No hace mucho, en México no había dónde estudiar Diseño de Interiores, hoy hay una gran cantidad de escuelas que ofrecen esta carrera.

 La Legendaria de Miguel de la Torre Arquitecto


Por parte del público en general, ¿cuáles cambios ha habido en su percepción o actitud hacia estas profesiones?

Aún falta que se den varios cambios, pero podríamos decir que actualmente hay mucho más respeto hacia la creatividad, a las ideas y al diseño en general, lo cual ha costado mucho trabajo. El público está más educado, más informado, entre otras cosas, gracias a la apertura de las fronteras y a la llegada de productos de mayor calidad.

¿En qué se tendría que fijar una persona al momento de elegir un arquitecto o diseñador?

Existen dos tipos de público a la hora de comprar arquitectura o diseño. Aquel que busca el trabajo, sin que le importe tanto el resultado, la arquitectura o diseño de marca o de autor. Y aquel otro que lo que quiere es a alguien que le resuelva sus necesidades en todos los sentidos sin importar su nombre. También es importante estar seguros siquieren un profesionista que les resuelva todo sin que ellos intervengan para nada y ajustarse a lo que este les haga, o alguien que esté dispuesto a hacer equipo con el cliente. Ambos caminos son válidos.