Talento mexicano de exportación

La creatividad de diseñadores y artistas mexicanos, plasmada en muebles, accesorios, objetos y espacios.
Talento mexicano
Talento mexicano (Cortesía)

México

La creatividad de diseñadores y artistas mexicanos, plasmada en muebles, accesorios, objetos y espacios.


Colección YAZ por Joel Escalona

Urrea, la marca de tradición mexicana con más de 100 años en el mercado, se unió con el diseñador Joel Escalona para reinventarse y hacer la colección de accesorios para baño Yaz. El proceso fue una transición de formas tradicionales y elaboradas, a trazos modernos y orgánicos, lo cual logró un verdadero cambio del concepto y así enfocarse a diferentes gustos y estilos.


EL TRIO Sebastián Lara + Roberto Sedano

El folclore de nuestro país siempre ha sido un elemento inspirador y fue así como nació El Trío, creado por Sebastián Lara y Roberto Sedano. Se trata de un set de jarrones en cerámica que retoman lo mejor de nuestra cultura bajo una perspectiva global y contemporánea. Está basado en los tradicionales grupos de música mexicana ya que enmarca la esencia, el aspecto y la personalidad de cada uno de los integrantes de un trío. Lo más especial del proyecto es que surgió de un ejercicio creativo dirigido por Sebastián en uno de sus talleres de diseño. Quien también participó fue el artista plástico Adrián Guerrero, ya que los jarrones fueron fabricados en su taller.


Burrón

Esta singular consola para interiores, diseñada por Marcelo Martinez y Alejandro Macías, ha causado sensación gracias a la funcionalidad y originalidad de su concepto. El punto de partida de la idea fue el burro, animal de carga presente en la cultura mexicana por siglos. Y esto se debe a que, tal como un burro, Burrón también lleva nuestras pertenencias. Está elaborado con triplay de encino, patas de nogal y un par de tapas de MDF, además tiene un grabado en la parte frontal en CNC que emula los textiles que se empleaban para recubrir las cargas.

MAKURA

En cuestión de restaurantes, cada vez crece más la tendencia de apostarle al diseño para asegurar una grata experiencia y el caso de Makura no es la excepción. Primero fue una marisquería, pasó por una demolición y se convirtió en un experimental restaurante realizado por Rozillio Arquitectos. Entre sus mejores detalles está una pared con vegetación que da la bienvenida a los comensales. El uso de la madera fue primordial para el diseño del lugar, pues el muro contrario está hecho de este material, lo cual generó un extraordinario juego de luces y sombras. La atmósfera inmersa en colores vibrantes y el arte culinario indiscutiblemente ofrece más que una grata experiencia.