El chef pastelero de la Casa Blanca dejará su cargo

Bill Yosses dijo que se irá a Nueva York para reunirse con su pareja y para promover la alimentación saludable, tras sentirse inspirado por Michelle Obama, famosa por su lucha contra la obesidad.
El cocinero, de 60 años, asumió el puesto durante el mandato de George W. Bush y dirigió la repostería de la Casa Blanca durante 7 años.
El cocinero, de 60 años, asumió el puesto durante el mandato de George W. Bush y dirigió la repostería de la Casa Blanca durante 7 años. (AFP)

Washington

El chef pastelero de la Casa Blanca, Bill Yosses, cuyos postres tienen fama de tentar a Barack Obama y de haber hecho las delicias de otros jefes de Estado, dejará su cargo en junio.

El cocinero, de 60 años, quien asumió el puesto durante el mandato de George W. Bush, dirigió la repostería de la Casa Blanca durante siete años.

Yosses dijo en una entrevista con el New York Times que se iba a Nueva York para reunirse con su pareja, por un lado, y para promover la alimentación saludable en una asociación, tras sentirse inspirado por Michelle Obama, famosa por su lucha contra la obesidad.

El jefe de reposteros dijo al periódico cómo, a petición de la esposa del presidente Barack Obama, había reducido las porciones y reemplazado la mantequilla por purés de frutas. En un comunicado de prensa, la primera dama dijo que estaba "muy triste" por la partida de Yosses y destacó su trabajo.

Yosses "no sólo creó los más deliciosos postres para cualquier ocasión, fueran cumpleaños o visitas de Estado, sino que era un socio importante en el desarrollo de la huerta de la Casa Blanca para construir un futuro saludable para la próxima generación", dijo la señora Obama.

El sucesor de Yosses aún no ha sido elegido.

Hace cuatro años, el repostero había aconsejado a Barack Obama, aparentemente muy tentado por las habilidades culinarias del chef, a moderar el consumo de postres. Un examen médico de rutina al mandatario le había detectado una tasa de colesterol alta.

Los cocineros de la Casa Blanca "hacen buenos postres", bromeó entonces el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

El mes pasado, el chef Yosses creó para la visita de Estado del presidente francés, François Hollande, un postre hecho con mandarinas de Florida y ganache al chocolate de Hawai, seguido de dulces tricolores, con jarabe de arce de Vermont, galletitas de lavanda y algodón de azúcar.