La producción del clásico Chanel No. 5 está en peligro

Una nueva línea de trenes que atravesaría los campos donde cultivan las rosas y jazmínes que se necesitan para crear el aroma del perfume amenaza con cerrar la fabrica de Chanel. 
El perfume está hecho con flores cultivadas en el sur de Francia.
El perfume está hecho con flores cultivadas en el sur de Francia. (Chanel)

Ciudad de México

El clásico perfume Chanel No.5 podría estar en peligro debido a una nueva línea de trenes.

TE RECOMENDAMOS: Las seis reglas para regalar el perfume perfecto

La empresa estatal francesa SNCF planea construir una nueva línea en Provenza, al sur de Francia, que afectaría los campos donde la empresa cosecha rosas y jazmínes. Los trenes atravesarían Grasse, conocida mundialmente por sus campos de lavanda y denominada la capital del perfume.

De acuerdo con un comunicado de la marca de moda, la línea afectaría las 12 hectáreas que floricultores locales cultivan para obtener las flores que se utilizan en el mítico perfume, aquel que se convirtiera en leyenda luego de que Marilyn Monroe declarara que era lo único que usaba para irse a dormir.

Un representante de Chanel aseguró que de realizarse la línea que acortaría la distancia entre Marsella y Niza, daría por terminada la producción de flores en la zona después de 30 años de haber establecido una relación con los agricultores locales. 

Este video muestra el proceso de elaboración del perfume que fue lanzado en 1921 bajo las órdenes de Coco Chanel, la fundadora de la marca. 

“La construcción del viaducto y el tránsito de alta velocidad regular sobre los campos de flores forzaría a Chanel a detener el apoyo que le ha dado a la actividad regional”, se lee en un comunicado emitido por la marca francesa.

TE RECOMENDAMOS: Burger King venderá perfume con olor a Whopper 

Para producir una sola botella de Chanel No. 5 de 30 mililitros se necesitan mil flores de jazmín del valle de Siagne y una docena de rosas de mayo, también de la región del sur de Francia.

De detenerse la construcción del tren, Chanel sumaría su segunda victoria para defender los campos de flores. En 2009, la empresa detuvo a las autoridades francesas que planeaban poner un basurero cerca de donde se cultiva la materia prima de su perfume más famoso.

Chanel acordó en aquel entonces duplicar el área que sus flores utilizan y reintroducir especies endémicas que estaban en peligro de extinción, así como apoyar que Grasse se convirtiera en patrimonio de la UNESCO. 


MRF