China abrirá el primer centro de clonación comercial

El centro que se ubicará en la ciudad de Tiajing, producirá animales como perros de compañía, ganado bovino y caballos de carrera. 
Un rebaño de ovejas y cabras se reúne cerca de una granja familiar cerca del lago Cheder, a las afueras del pueblo de Kur-Cher en la región de Tuva, el sur de Siberia.
El centro asegura que responde a la escasez de producción de carne. (Reuters/Ilya Naymushin)

China abrirá el mayor centro del mundo de clonación de animales para uso comercial el año que viene en la ciudad costera de Tianjin, al norte del país, según un acuerdo entre científicos locales anunciado hoy.

La planta se situará en la llamada Área Económica y de Desarrollo Tecnológico de Tianjin (TEDA, siglas en inglés), un parque industrial subvencionado por el Gobierno chino, y en ella se clonarán animales como perros rastreadores o de compañía, ganado bovino y caballos de carreras.

El edificio central de esta nave está ya en construcción y se espera que el centro se ponga en funcionamiento en la primera mitad del año que viene, confirmaron fuentes anónimas a la agencia oficial Xinhua.

El acuerdo fue firmado entre Sinica, una subsidiaria del Grupo Boyalife -que se centra en células madre y medicina regenerativa-, y el TEDA y supondrá una inversión de 200 millones de yuanes, unos 31 millones de dólares.

El centro, que contará con un almacén de genes y un museo, será construido por Sinica, el Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Pekín, la Academia de Biomedicina Internacional de Tianjin y la Fundación de Investigación de Biotecnología Sooam de Corea del Sur.

Inicialmente, se estima que podrá producir alrededor de 100,000 embriones de ganado bovino por año, y en un futuro se espera que aumente hasta el millón, señaló Xu Xiaochun, presidente del Consejo del Grupo Boyalife, con sede en la provincia oriental de Jiangsu.

Según destacó Xu, los ganaderos chinos se enfrentan a muchas dificultades para producir "suficiente carne" para responder a la demanda del mercado.

Desde 2000, los científicos chinos han clonado ovejas, reses y cerdos y la primera compañía comercial de clonación fue abierta en septiembre de 2014 en la provincia oriental de Shandong, gracias a un acuerdo entre la china Boyalife y la surcoreana Sooam.

Antes de esa fecha, la clonación en China había estado restringida a la investigación científica.