Simulan ataque terrorista para promocionar videojuego

La campaña publicitaria de Call of Duty simuló a través de una cuenta de Twitter un ataque terrorista en la ciudad de Singapur. 
En la cuenta de Twitter se publicaron fotos del supuesto ataque terrorista.
En la cuenta de Twitter se publicaron fotos del supuesto ataque terrorista. (Twitter)

Un ataque terrorista en el centro de Singapur y la declaración del "estado de emergencia" en el país forman parte de una campaña para promocionar un popular videojuego que ha enervado a algunos usuarios de las redes sociales.

Un breve mensaje publicado en Twitter advertía que una enorme explosión había sacudido la icónica bahía de Marina en Singapur durante la madrugada del miércoles en el Sudeste Asiático, lo que desató la alarma.

Fotografías del momento del incendio, columnas de humo que se elevan desde el centro de la metrópoli y la destrucción de algunos barrios fueron publicadas por el usuario con nombre "Current Events" (eventos actuales) y bajo el eslogan: "nosotros te traemos las noticias verdaderas".

"Actualización: Las autoridades singapuresas han anunciado oficialmente el estado de emergencia y declarado la ley marcial", apuntaba la fuente que posteriormente cita a un supuesto miembro de las Fuerzas Armadas de Singapur.

Las escenas apocalípticas se compaginaban con la información del establecimiento de una área de cuarentena de poco más de 48 kilómetros.

Incendios, tiroteos y casos de desobediencia civil eran reportados, mientras las autoridades desplegaban un equipo militar con trajes de protección para armas bioquímicas.

La sucesión de mensajes fue retuiteada al momento por miles de usuarios.

Tras cuatro horas y media de difusión continua, la fuente reveló que todo lo acontecido era falso y se trataba de la promoción de un popular videojuego de acción que saldrá a la venta a principios de noviembre.

"Esta fue una visión del futuro ficticio de #BlackOps3", apuntó la fuente tras cambiarse el nombre a "Call of Duty", como se titula la serie de juegos para consolas y ordenador, cuya cuenta de Twitter es seguida por unas 2.9 millones de personas.

La reacción de los usuario no tardó en llegar cargando contra la "irresponsabilidad" del estudio que ha desarrollado el videojuego.

"Si esto es real, por favor más información. Si esto es una campaña de mercadotecnia, están enfermos de la cabeza", apuntaba un usuario desde la red social.

"Han ocurrido recientemente muchas tragedias similares como para bromear de este modo sin dejar claro que se trata de ficción", se quejaba una persona desde Estados Unidos.

Otras personas, no obstante, se tomaron a broma la campaña.

"¿30 millas de cuarentena?, pero si Singapur es más pequeño que eso" o "Se dieron cuenta lo iluminada que está la ciudad, ni una nube de humo" en referencia a los incendios en la vecina isla indonesia de Sumatra y que afecta de manera notable la visibilidad en la ciudad-estado.

Expertos en comunicación y mercadotecnia destacaron en medios locales la "efectividad" de estas campañas a pesar de las referencias de "mal gusto" utilizadas.

"Es interesante observar como utilizan el sensacionalismo para crear preocupación y como se propaga a lo largo del mundo", apuntó Lars Voedisch, directivo de una compañía de comunicación, al diario The Straits Time.

"Hay gente que piensa que esto es de mal gusto, pero eso mismo hace que funcione y que lo recojan los medios", destaca Michael Netzley, investigador de medios de comunicación en la Universidad de Singapur.

Según la vigente Ley de Telecomunicaciones local, la publicación de informaciones falsas referidas a un ataque bomba puede ser penada con hasta siete años de cárcel y una multa de 35,000 mil dólares.