Las 12 tendencias de la temporada

Aprovecha el Buen Fin para armar tu outfit con las últimas tendencias de moda.
El outfit perfecto para la temporada
El outfit perfecto para la temporada (EFE)

México

La estética militar y deportiva conviven con el poncho, el suéter para esquiar, el vestido medieval, la cazadora roquera y las botas altas, prendas y accesorios que esta temporada arrasan.

Look para esquiar

De punto grueso, con greca y dibujos de montaña, como abetos, renos y alces, los jersey de esquí, sin disimulo alguno, se imponen en la ciudad, combinados con pantalones de cuero, faldas por encima de la rodilla y pantalones pitillo. Una prenda esencial de "apres-ski", que ahora exhibe su colorido en alegres grecas como las creadas por Tommy Hilfiger, Emilio Pucci o Louis Vuitton.

Botas tipo legging

El objetivo de las botas de estética "legging" o las de efecto mosquetero, es alargar la pierna. De piel de potro, de charol, de ante, estampadas con cuadros, con "glitter" o coloreadas en atrevidos colores, amarás las botas.

De la selva

El "print" salvaje se convierte en el nuevo negro esta temporada. La cebra, el leopardo, el tigre, la jirafa o la serpiente pitón, estampan patrones rígidos, minivestidos, botas, zapatos y bolsos.

Marni, Fendi y Brunello Cucinelli dan un paso más y adornan sus diseños con plumas exóticas.

El tartán

Desde que la británica Vivienne Westwood lo subiera a la pasarela, el estampado de cuadros escocés vuelve cada otoño al armario femenino. Esta temporada se impone en rojo y negro y se combina con cuero, camisas blancas, americanas o pantalones negros.

Sport pero chic

La ropa deportiva se ha sofisticado y, de la mano de Chanel y Alexander Wang, adquiere un alto nivel de elegancia y energía.

Hasta hace muy poco, la sudadera se reservaba para ir al gimnasio. Ahora, esta confortable pieza es lo más y da vida al nuevo "sport chic".

Frescas, vitales y con un claro acento deportivo son las propuestas de Prada, Tom Ford y Balenciaga, firmas que combinan vestidos con mallas y sudaderas o las  camisetas con escote en uve y rayas, hasta conseguir un estilismo deportivo y urbano.

Estilo militar

Los pantalones "baggy", las parkas, las chamarras bomber, las camisas, los suéteres de ochos y los chubasqueros con reminiscencias militares, se imponen esta temporada otoño-invierno 2014-15. El color caqui declinado en todas sus versiones y combinado con tonalidades verdes y ocres, es el punto de partida de esta propuesta que abandera la diseñadora Isabel Marant.

 Regreso al Medievo

La firma Dolce&Gabbana en su desfile "Sicilia encantada" vistió a la mujer como una princesa medieval gracias a suntuosos vestidos cuajados de bordados cortesanos y de  verdugos brocados que recreaban la Edad Media.

En esta misma estela, Chanel, Saint Laurent, Gucci y Balmain proponen vestidos armadura envueltos en romanticismo y repletos de magnetismo y con brillos dorados y plateados.

 Mallas y punto

Las mallas regresan y hacen su incursión en las colecciones y tendencias de la temporada junto a piezas de maxipunto, minivestidos y suéteres XXL. 

Poncho o capa

El poncho y la capa es la alternativa a la manta, prenda que desde que la firma Burberry Prossum la sacara en el carrusel final de su desfile se ha convertido en el accesorio de la temporada.

En tonos lisos, con dibujos étnicos o estampados de montaña, la capa y el poncho escalan posiciones en la temporada otoñal, sin renunciar a lucir debajo cazadora o chaqueta de lana.

Traje sastre

Aunque el traje de saco es un clásico que nunca pasa de moda, el sastre, que se ha visto en las pasarelas de los últimos desfiles de los diseñadores más renombrados, vuelve renovado y femenino con pantalones de pinzas y combinado con mocasines y abrigos cruzados.

Si Hermés lo ha ideado con pantalón recto y americana de dos botones, Giorgio Armani lo prefiere ancho y tobillero y con una chaqueta de un solo botón y solapa corta.

Muy rockera

La mítica "biker", chamarra de cuero, pantalón pitillo, pinchos, tachuelas, zapatos de salón con punta afilada y las gafas de aviador, ofrecen un estilismo fresco, juvenil y roquero.

Una estética dinámica, fuerte y con carácter que reinventa a la mujer urbana.

El esmoquin

Sin perder un ápice de modernidad, el esmoquin, creado por el sastre británico Henry Poole para asistir a cenas en las que se permitía fumar y versionado para la mujer en 1968 por Ives Saint Laurent, sigue siendo el rey de la noche.

Esta temporada Hedi Slimane lo reinterpreta en clave de "rock and roll" y Prabal Gurung lo deconstruye a base de drapeados y asimetrías.

"Si la moda solo sirve para vestir a mujeres ricas, me retiro", dijo Yves Saint Laurent cuando presentó el esmoquin, prenda que rápidamente la mujer introdujo en su armario y que utilizó como arma de seducción y poderío