Se creyó una invitada más, pero en realidad ¡era su boda!

Esta novia recibió la noticia de que se casaría cuando llegó a la iglesia, en donde ella creía que uno de sus amigos contraería nupcias. 
Mercedes y Gustavo durante su boda sorpresa.
Mercedes y Gustavo durante su boda sorpresa. (Especial)

Ciudad de México

Para organizar una boda lo primero que se necesita es que la novia o el novio acepten casarse con su pareja, sin embargo Gustavo Ortiz, originario de Argentina decidió arriesgarse, preparar todo y sorprender a su futura esposa justo en el altar.

TE RECOMENDAMOS: Dudan de la historia del niño que murió en brazos de Santa

Todo empezó a mediados de año, cuando Gustavo tuvo que buscar un sacerdote que aceptara casarlos sin conocer a la novia y convencer a sus amigos y familiares de ayudarle a preparar la sorpresa sin que Mercedes, su pareja desde hace más de 30 años y con quien procreó tres hijos, se enterará.

Bajo el argumento que uno de los amigos de Gustavo se casaría, Mercedes llegó el pasado 26 de noviembre a la Basílica del Sagrado Corazón en Barracas, Argentina. Sus amigas, quienes la convencieron de usar un vestido largo y de color claro, la hicieron esperar a las afueras de la iglesia mientras dentro todos los invitados se preparaban para darle la sorpresa y Gustavo, la esperaba en el altar.

Al abrir la puerta, la marcha nupcial comenzó a sonar y  Mercedes se encontró con su padre y otros de los invitados quienes le dijeron que era ella quien se casaba. El momento fue capturado en un video que Gustavo publicó en YouTube y el cual tiene casi 460 mil reproducciones.

Gustavo contó a la BBC, que desde hace cinco años que quería pedirle matrimonio a Mercedes, pero no fue sino hasta que el fotógrafo, quien había trabajado para el periódico argentino El Clarín, recordó que había hecho una serie de imágenes en la iglesia y el sacerdote lo conocía; por lo que no dudo en pedirle el favor al cual el religioso aceptó.

TE RECOMENDAMOS: El amor triunfa en NY a ritmo de mariachi

Los novios, que llevaban más de 30 años juntos, se conocieron en la infancia y se casaron por lo civil en 2003. A la ceremonia religiosa asistieron más de 160 personas y hasta una actriz para simular que ella era la novia que se casaría ese día. 


MRF