"¿Te puedo hacer una pregunta?"... Así empieza la estafa en Facebook

Me prometieron que ganaría mucho dinero por publicar en redes sociales, así que decidí ir a una junta y descubrí que ser rico cuesta, al menos, 28 mil pesos.

Ciudad de México

"¿Creen que puedan ganar dinero a través de internet?, ¿quién quiere ganar más de 100 mil pesos al mes?", grita desde una tarima un trajeado hombre joven y desata la euforia de los asistentes a un dizque seminario de economía que más parece un show de stand up motivacional.

¿Cómo llegué aquí? Sí, lo adivinas, contesté la misteriosa pregunta que llega por Inbox en Facebook y creí que podría ganar millones sólo por publicar en la red social. Pero resulta que ser rico cuesta, mínimo, 28 mil pesos de inversión.

TE RECOMENDAMOS: Alerta Condusef por más de diez tipos de fraudes financieros


Todo este show se trata de una estafa piramidal en la que deberás distribuir productos de una empresa llamada bHip, que van desde bebidas energéticas, maquillajes, proteínas y hasta un potenciador sexual femenino; además de invitar personas para que inviertan.


Según lo que dijeron los líderes del proyecto, bHip fue creada por Terry LaCore en 2007 y llegó a México hace dos años; supuestamente, Lacore es un empresario que tuvo puestos directivos en empresas como Amazon; sin embargo, no aparece nada al respecto en Google.

Un show de una hora... para nada

Después de contestar a la pregunta mecanizada y debido a la curiosidad que me generaron los pocos detalles que te dan por Facebook, decidí arriesgarme y fui a la junta en la que resolverían todas mis dudas.

La reunión fue en un edificio de la colonia Del Valle. En una sala que tenía en las paredes pintados logos de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, así como frases motivacionales en inglés, estábamos sentados cerca de 100 personas, la mayoría de entre 15 y 30 años, escuchando a un comediante motivacional que se hace llamar Omar Stark.


Stark se presentó como un líder del proyecto, nos dio la bienvenida y nos felicitó por ser lo suficientemente "raros" como para aceptar la invitación de un extraño, después comenzó a darnos información sobre e-commerce usando de ejemplo empresas como Uber y Amazon.

TE RECOMENDAMOS: Tuitero troleó a su estafadora y lo convirtió en un melodrama

Después de una hora de gritos, risas y aplausos de los asistentes, Stark dijo el nombre de la empresa, pero no cómo funciona el proyecto; mencionó que para saber eso hay que ir a otra junta, cuya entrada cuesta 100 pesos, no porque lo valga, sino porque "lo que es gratis no lo tomas en cuenta".

Luego de pagar los 100 pesos, me citaron en el salón de fiestas Palacio Le Crillón, ubicado en la misma colonia; ahí, alrededor de 60 personas, todos vestidos formalmente, pasaron al frente y nos contaron la historia de sus vidas como ninis, godínez, estudiantes,incluso hubo un hombre que dijo ser periodista y una mujer que, según ella, era juez, todos dejaron de ser pobres e infelices para convertirse en ricos y libres con el proyecto, o al menos eso dijeron.

Las personas pasaron a dar su testimonio una tras otra durante tres horas, hasta que Stark subió a la tarima y comenzó a hablar de los productos de bHip; explicó que hay que distribuir y promocionar la mercancía en redes sociales, pero debíamos conocerlos, por lo que nos dio una prueba de Blue, un "polvo energético" que se disuelve en agua y sabe horrible.


Entonces, ¿cómo funciona la estafa?

Para ser un "distribuidor profesional" y generar ganancias, debes pagar un kit que cuesta 30 mil pesos, incluye 30 cajas de productos y una página de internet para que los promociones a través de redes sociales. Aunque no lo creas, al siguiente día de la junta, cuatro personas ya habían pagado.

Me explicaron que debo crear perfiles de Facebook falsos para mandar al menos mil solicitudes de amistad y mensajes diarios a desconocidos; así como llamar por teléfono a todos mis conocidos, para promocionar los productos; "si trabajas duro podrás recuperar tu inversión hasta en tres horas", me dijeron.


Sin embargo, no es la única manera de generar ingresos, aquí es donde entra el esquema piramidal, pues con los mismos perfiles falsos tienes que contactar a personas, con un guión que te dan, para invitarlas a integrarse al proyecto; por cada persona que decida invertir, tú ganarás un porcentaje; además, el 10 por ciento de lo que tus referidos vendan, es decir, un esquema piramidal.

En su página de internet, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explica que en los negocios piramidales, "quien está en la punta de la pirámide invita a dos personas que a su vez, reclutan a otras dos y así sucesivamente".

Al final, gana más dinero quien logre que más personas inviertan; luego descubrí que no hay libertad, porque aun cuando ya eres "profesional", debes seguir yendo a las pláticas, contar tu testimonio y para vender tienes que estar en las oficinas.

Después de cuatro días, decidí ya no regresar mientras escuchaba el mismo testimonio; al salir vi que había otras 100 personas esperando entrar para descubrir cómo ganar dinero usando redes sociales; yo caminé hacia el Metro con mi enojo a cuestas, por el tiempo perdido.