Una copa de vino te ayudará a poner en forma tu cerebro

De acuerdo con especialistas, la experiencia de saborear el vino activa ciertas regiones del cerebro que lo ejercitan de la misma manera que lo haría resolver un problema matemático sencillo. 
El festival se realizará el próximo 14 y 15 de mayo.
Beber vino ejercita tu cerebro igual que lo hacen las matemáticas.

Ciudad de México

¿Te ha pasado que al tomar vino y mantener una conversación con un amigo, de alguna manera fluyen mejor las ideas? No estás loco si te sientes “más sincero” al momento de hablar, la neurología explica que tomar esta bebida es como si se pusiera al cerebro a trabajar.

El doctor Gordon Sheperd, autor del libro Neuroenology: How The Brain Creates The Taste of Wine, aseguró que el beber ejercita al cerebro a tal grado, que se puede comparar con la solución a un problema matemático, dijo en entrevista con la revista Cosmopolitan.

TE RECOMENDAMOS: Una copa de vino equivale a una hora en el gym, estudio

Según el investigador de la Escuela de Medicina de Yale, es la experiencia completa de tomar una copa de vino, desde llevar las copas a nuestras bocas, activar los músculos de la lengua y estimular sus receptores de saber, es lo que hace que ciertas zonas del cerebro se ejerciten más que al escuchar música o resolver un problema matemático sencillo. 


"El sabor no está en el vino, sino que es creado por el cerebro de quien está probando el vino. Las moléculas del vino estimulan nuestro cerebro para que cree el sabor o el color", dijo en entrevista para la radio nacional estadunidense. 

Así que la próxima vez que te sirvas una copa de vino, sola o en compañía de tus amigos, piensa que no sólo disfrutarás de una deliciosa cosa de vino tinto o rosado, sino que también vas a ejercitar tu cerebro. 


mrf