“La belleza y elegancia es algo universal”, Fokke de Jong

El diseñador de origen holandés convivió con empresarios, celebridades del mundo de la moda y el arte en el DF

Ciudad de México

México está de moda ya no es un término que se usa a la ligera, cada semana, si no es que cada día, se sabe de un nueva marca internacional que se instala en nuestra ciudad o de la visita de alguna celebridad o diseñador relacionado al mundo de la moda que voltea hacia nuestro país con intenciones de expandirse.

Fokke de Jong, Ceo y fundador de la marca de moda masculina Suitsupply, visitó nuestro país para la apertura de una de sus franquicias, su buen humor, frescura y vitalidad reflejan a ese chico que a los 27 años se enamoró del negocio de la moda y que abandonó la carrera de derecho, seis meses antes de graduarse, para iniciar su propio negocio desde la cajuela de su coche. Y desde 2000, año en que fundó la compañía no ha dejado de tener un papel importante dentro de la empresa.

La compañía se está expandiendo a nivel mundial con tiendas en Europa, EU, China y ahora México, De Jong platicó con el equipo de Set Social sobre esta nueva aventura.

¿Qué vieron en México para expandir su mercado?

En México existen muchos chicos que sabemos que viajan a Nueva York para comprar en nuestras tiendas. Hay mucho interés de ellos en buscar buena ropa y lucir mejor, así que vimos una buena oportunidad para instalarnos, es un mercado joven, con mucho interés en nuestros productos y para ser honestos no había mucha oferta.

¿El hombre mexicano está listo para las tendencias, colores y telas que propone la firma?

Claro, vemos que la moda que siguen nuestros clientes es internacional, ya no existe una gran diferencia entre mexicanos, estadunidenses, chinos, porque todos leen blogs, buscan en internet, la gente obtiene mucha información alrededor del mundo y lo mismo pasa con México. Lo más importante es que la gente busca un buen ajuste en una pieza y es lo que nosotros traemos, nos aseguramos de ofrecer un buen ajuste y un buen corte, pude ser un traje, un saco, un color. Lo que veo alrededor del mundo es que la gente busca elegancia porque quiere verse bien y la belleza y elegancia es algo universal, no de un solo lugar.