Porque 'la cruda' no tiene fronteras

Huevos con embrión cocidos, ciruelas secas y ojos de oveja en vinagre, no, no se trata de la pócima de algún cuento de brujas, son los remedios que se usan en otros países para curar la resaca.
De 2006 a 2012, los accidentes automovilísticos a causa del consumo de alcohol costaron 120 mil vidas.
(Archivo)

Ciudad de México

La resaca, mejor conocida en México como cruda, no es exclusiva de nosotros, y así como aquí la pancita y los chilaquiles bien picosos son popularmente recomendados para aliviar este mal, en otros lugares del mundo tienen sus propias formas para combatir la resaca, algunas de ellas se asemejan más a una pócima mágica.

Japón. Para curar la resaca o futsukayoi, los nipones suelen comer ciruelas encurtidas en vinagre y posteriormente secadas, conocidas como umeboshi. También las almejas, y en general los mariscos cocinados en caldos ricos en sal son consumidos por los japoneses para rehidratar y reponer los minerales perdidos por la borrachera.

Alimentos encurtidos en vinagre son comunes en los remedios de varios países.


Rusia. Las aceitunas y pepinillos encurtidos junto con su jugo ayudan a los rusos a reponerse cuando se pasaron de vodka la noche anterior. También existen otros remedios más suaves para aliviar la cruda que son el kéfir y el ayran, dos bebidas hechas a base de leche fermentada, que bien puede ser de oveja.

Mongolia. Este país de Asia central, conocido por su tradición seminómada de pastoreo, tiene una forma muy poco convencional de aliviar la resaca: ingerir ojos de oveja en vinagre, o también cocinados en algún caldo.

Estados Unidos. Aunque en este país se aplica comúnmente el remedio de curar la cruda con más alcohol o recurrir a las aspirinas para calmar el dolor de cabeza, también se consume comida grasosa y con alto contenido calórico para combatir las terribles resacas: huevos fritos, tocino, sándwiches de queso, etcétera.

Alemania. Después de excederse con sus mundialmente reconocidas cervezas, los germanos suelen comer carnes y más cerveza aunque también optan por comer los rollmops, un aperitivo que consta de un rollo de filete de arenque marinado en vinagre con algún relleno que puede ser pepinillos.

Los ojos de oveja y los balut vietnemitas son remedios poco convencionales para la resaca.


Vietnam. El consumo de huevo es común en cualquier desayuno, y tanto los ingleses como los estadunidenses los ingieren fritos cuando sufren resaca, pero para la cruda vietnamita no hay como un huevo de pato cocido con todo y embrión: es el balut. Este singular alimento también es vendido en las calles de Camboya, Filipinas y algunas regiones de China.

Italia. Tan sencillo como un café expreso bien fuerte para aliviar la cruda de los italianos.

Ecuador. En este país, como en muchos de América Latina, las bebidas calientes como tés y caldos son muy usadas ante el malestar de una resaca. Ante los estragos de una fiesta etílica los ecuatorianos beben té de orégano, remedio que es popular también para problemas menstruales.